Finlandia, país de origen de Black Palle, es la capital del metal. Primero, porque la cantidad de bandas per cápita dedicadas al género coloca a ese país en el número uno del mundo, con 53.5 bandas por cada 100 mil habitantes, y luego, porque la cantidad de proyectos de enorme calidad que existen ahí es impresionante. Baste nombrar 15, en orden alfabético y de diversos géneros, para muestra: Amorphis, Apocalyptica, Children of Bodom, Ensiferum, HIM, Impaled Nazarene, Lordi, Moonsorrow, Nightwish, Omnium Gatherum, Oranssi Pazuzu, Reverend Bizarre, Sentenced, Sonata Arctica y Stratovarius.

En ese contexto y con ese peso, llega un nuevo proyecto llamado Black Palle, cuarteto cuyo sonido podría ser definido como Heavy Rock and Roll. Este año editaron su disco debut, autonombrado, pero apenas en estos días firmaron un contrato de distribución con el sello norteamericano Wormholedeath, lo cual deberá significarles un mucho mayor alcance.

En ese contexto, el guitarrista, Pastori Leif Kylliäinen cometó lo siguiente:

“Black Palle toca Heavy Metal. O digamos, metal crudo con una fuerte vibra tipo vieja escuela. No es el tipo de cosa muy pulida, técnica, elegante o con guitarras afinadas en tonos muy graves, y tampoco está llena de coros poperos. Black palle es una banda directa, del tipo carne y papas, contundente, y es que así es como me gusta el metal. Para mí, nuestro debut incluye los mejores elementos de la vieja escuela de metal, con un sentido de respeto por la tradición, pero al mismo tiempo, con una actitud fresca y moderna.

Las canciones en este disco son además como quitarnos el sombrero ante las más grandes bandas de metal que ha habido, una muestra de respeto para quienes han sido nuestros héroes. Son temas que grabamos a finales de 2018 y que mezclamos en el verano pasado, en Italia. La intención es crear Heavy Metal honesto y sencillo. Dedicamos el disco a todos los melómanos metaleros que esperan encontrar buen metal de la vieja escuela. Así, les ofrecemos un disco debut crudo y honesto de una banda nueva”.

Y si la descripción es ambigua, entonces deberá ser la música quien haga la labor de explicarse a sí misma, y por ello lanzaron el video sencillo “Rush to the grave”, para que cada quien saque sus propias conclusiones. El disco tiene 12 temas y tiene una duración de 48 minutos.

La foto de portada es de Samu Peltola.