Recientemente se confirmó que Robert Pattinson -Batman- y Joaquin Phoenix -Joker- no se verán las caras en el universo fílmico DC.

Esta confirmación llegó después de que se cuestionará a Todd Phillips con respecto a un posible enfrentamiento entre su Joker y el nuevo hombre-murciélago.

El director declaró que este encuentro “definitivamente” no ocurrirá.


 

A pesar de que el director no especificó los motivos, muchos especialistas han asegurado que el Joker interpretado por Joaquin Phoenix no es precisamente el villano ideal para un Blockbuster de superhéroes.

Al mismo tiempo, se ha mencionado la idea de que DC podría crear un nuevo Joker para el universo del Batman interpretado por Pattinson.

La verdad es que esta noticia ha dejado bastante molestos a los fanáticos del universo DC; misma situación que se debe en gran medida al hecho de que esta situación confirma que el nuevo Batman seguirá una línea familiar.

Si Phillips acaba de inaugurar una línea mucho más oscura y adulta del universo fílmico DC -misma perspectiva que encaja a la perfección con la esencia de los cómics de esta franquicia-, ¿acaso lo mejor no hubiera sido continuar con esta perspectiva para la nueva entrega de Batman?

¿Acaso es mucho pedir que a los fanáticos se les entregue el universo fílmico que tanto merecen?