#SangredeMetal

El quinteto canadiense de brutal Death Metal, Bastard Son, regresó al ruedo con su tercer larga duración, “The Dark Hand”. El disco salió de la mano del sello CDN Records, contiene siete canciones y es el primero que lanzan con apoyo de una compañía, ya que los primeros dos, “Betraying Us All” (2013) y “Devil’s Mask” (2014), así como el EP “Oli Lung” (2017) habían sido editados por ellos mismos.

El quinteto conformado por Ty Clements (batería), Dan Harrington y Jeff Higgins en las guitarras, James Flint en el bajo y Jason Kurz en la voz ofrece un Death Metal con toques de brutalidad que rememoran incuestionablemente la vieja escuela del género, aunque lo tocan con toques modernos, sobre todo en cuanto a producción, que hacen que su música no suene a regurgitado de viejos sonidos. Excepto por Flint, todos son ex miembros de Heaps of Dead y han estado en diversos proyectos canadienses de música extrema, algunos de ellos incluso desde finales de los 80.

La banda ha creado un nombre en el under canadiense gracias en parte a que sus letras muestran una actitud tipo “a la mierda con la sociedad”, pero con buenos argumentos. La combinación de death brutal con toques de melodía resulta en una combinación muy atractiva, que sin embargo, en nada se parece a las bandas denominadas “death melódico”.

Por lo pronto, la banda estará presente en la séptima edición del Ontario Death Fest, el 25 de octubre, con más fechas por anunciar en el futuro próximo. “Ninety Nine” es el primer video sencillo del disco y es además una excelente ventana para asomarse al sonido que ofrece el quinteto. Es una excelente oportunidad para fans de bandas como Morbid Angel, Obituary y Bolt Thrower. Todos los instrumentos fueron grabados en el Bonegrinder Records Studio.


Crédito de la foto. CDN Records.

 

 

 

No more articles