Baron Wolman, el icónico fotógrafo autor de unas obras más importantes en el mundo del rock & roll murió a los 83 años de edad. A través de su lente logró capturar a Jimi Hendrix, Jannis Joplin, Miles Davis y un sin fin de otros artistas.

Baron fue fotógrafo de la Rolling Stone y durante un tiempo fue el único lente en toda la plantilla de la revista. Esto le abrió las puertas hacia muchos artistas y festivales al rededor de todo el mundo. Durante ese tiempo trabajó de la mano con leyendas de la música como Iggy Pop, Mick Jagger, George Harrison, entre otros.

Su representante, Dianne Duenzl confirmó la muerte del artista, a quien previamente se le había detectado una esclerosis lateral amiotrófica:
“Con el corazón triste anunciamos el fallecimiento de Baron Wolman el 2 de noviembre de 2020. Murió pacíficamente a la edad de 83 años, después de una batalla con ELA. Las imágenes de Baron nos dieron un reflejo singular, completo y preciso de esa época ejecutado por un artista talentoso cuya inteligencia visual es insuperable”

Wolman estaba muy consciente sobre la situación en la que se encontraba, ya que hace unos días publicó un estado en página de Facebook:
“Es triste, pero sé que ahora estoy en mi sprint final hasta el final. Sigo adelante con una gran gratitud por las muchas bendiciones que se me han otorgado (familia, amigos, viajes y más), sin remordimientos y aprecio por cómo se han recibido mis fotografías, el trabajo de mi vida”

Mick Jagger creía que las canciones redescubiertas de Rolling Stones eran “terribles”

baron-wolman-fotografo-muerte-2020

Jimi Hendrix at the Fillmore West, Feb 1968

Nacido y criado en Columbus, Ohio, el 25 de junio de 1937, Baron creció escuchando los discos que le ponía su madre. En la adolescencia se aficionó por la fotografía y se ofreció como voluntario para entrar al ejército, trabajando en el contraespionaje estadounidense en el Berlín de los años cincuenta. Después se marchó a vivir a San Francisco, y un buen día se presentó en un encuentro sobre rock & roll que se celebró con la presencia de Jefferson Airplane. El promotor Bill Graham, y los escritores Ralph J. Gleason y Jann S. Wenner le contaron sus planes de fundar una revista de música y cultura con enfoque periodística, y le propusieron entrar como fotógrafo.

Su primer trabajo para Rolling Stone fue un reportaje sobre Grateful Dead, a quienes fotografió sobre la icónica escalera de su casa comunal en San Francisco. Después, cubriría el festival de Woodstock, las giras americanas de The Who y otros grupos de la British Invasion. Así como muchos de los grandes eventos de la historia del rock.

Puedes mirar más del trabajo de Baron aquí.

Fotos por Rolling Stone.