El mundo se encuentra librando una batalla de la que depende la supervivencia de la especie y sólo algunos, hombres y mujeres valientes, se encuentran en la primera línea de esta guerra, por su puesto hablamos de los médicos y enfermeras que están luchando cara a cara contra el coronavirus.

Si bien alrededor del mundo se está reconociendo la labor de los trabajadores de la salud – a diferencia de algunos casos en México, perdón por eso -, Banksy hizo lo suyo en el Hospital General de Southampton, al sur de Inglaterra, colocando su nueva obra, Game Changer, en la que ilustró a un niño jugando con una nueva figura de acción: Una enfermera. Como todo niño tiene una canasta de juguetes en la que ha dejado de lado sus muñecos de Batman y Spider-Man, porque ahora otros están salvando el mundo.

La pieza de encuentra en un marco dentro del hospital y por obvias razones no hay imágenes (hasta ahora) de la imagen real de la pieza pero el artista compartió imágenes de la pieza en su cuenta de Instagram.

View this post on Instagram

. . Game Changer

A post shared by Banksy (@banksy) on

Al principio, el personal de salud creyó que se trataba de una broma pero luego una llamada al creador aclaró la autoría. La pieza también estuvo acompañada de una nota que decía “Gracias por todo lo que están haciendo. Espero que esto ilumine un poco el lugar, incluso si es solo en blanco y negro”.

Sobre la intervención, Paula Head, la directora de la University Hospital Southampton NHS Foundation Trust, comentó:

El hecho de que Banksy nos haya elegido para reconocer la contribución sobresaliente que todos y el NHS están haciendo, en tiempos sin precedentes, es un gran honor. Será realmente valorado por todos en el hospital, ya que las personas tienen un momento en sus ocupadas vidas para hacer una pausa, reflexionar y apreciar esta obra de arte. Sin duda, también será un gran impulso para la moral de todos los que trabajan y son atendidos en nuestro hospital.

Game Changer permanecerá en el Nivel C en el Hospital General de Southampton hasta el otoño. Luego se subastará para recaudar fondos para la institución.

El artista de Bristol se encuentra, como todo el mundo, en el aislamiento voluntario que establecieron las autoridades. Su última pieza había sido una intervención en su propio baño en la que la naturaleza “vuelve a tomar lo que es suyo”. Así es como un artista hace home office.

View this post on Instagram

. . My wife hates it when I work from home.

A post shared by Banksy (@banksy) on