TXT: Toño Quintanar

Diez datos acerca de la cinta más genial de John Carpenter.

Pocas cintas han logrado mezclar de forma tan perfecta a la ciencia ficción con los elementos de horror corporal.

The Thing es un auténtico hito dentro del Séptimo Arte; una de esas joyas del arte grotesco que, hasta la fecha, continúan sorprendiendo por su increíble contenido.

Disfruta esta lista de datos:

-El encuentro final con el monstruo requirió de la intervención de 50 técnicos.

-Al principio, los productores pidieron que se redujera el nivel de violencia de la cinta. Se pensaba que este elemento afectaría negativamente a la audiencia.

Ennio Morricone compuso algunas piezas musicales para la cinta que no fueron incluidas a última hora. Años más tarde, Quentin Tarantino utilizaría estos temas en The Hateful Eight (2015).

-La “flor de carne” que se ve en la primera aparición del monstruo fue hecha con 12 lenguas de perros. Cada lengua era un pétalo.

-Según cálculos “científicos”, si el monstruo escapara al mundo exterior tardaría exactamente tres años para que todo el mundo colapsara.

John Carpenter ha declarado que ésta es la cinta mejor lograda de su carrera.

-Gran parte de la cinta fue grabada en un set de Los Ángeles. El espacio fue refrigerado de forma excesiva para mantener la ilusión de estar en un lugar helado. El lugar tenía una temperatura de 4 grados centígrados mientras que afuera hacia un calor de 37.

-Durante la escena de la autopsia se utilizaron órganos reales de animales. El cast estaba bastante asqueado.

-Los tentáculos que se ven durante las secuencias del monstruo son látigos movidos a gran velocidad por técnicos que estaban fuera de escena.

-John Carpenter reveló hace algunos años el misterio del desenlace. Según el director, tanto Mac como Childs son humanos.

Imagen de portada: ascmag.com