Pocas cintas logran brindarnos una experiencia tan sobrecargada de emociones y texturas como la que encontramos en Irreversible (2002).

Dirigido por el siempre magistral y polémico Gaspar Noé, este filme es un canto desgarrador a la existencia humana, a su fragilidad irreductible y a esa serie de absurdos sobre los que se desplaza su siempre azaroso devenir.

Una narración que pareciera llevarnos del infierno al paraíso en poco menos de 99 minutos.

A continuación, ofrecemos diez interesantes datos acerca de esta cinta y de su inigualable discurso:

-El Rectum es realmente un antro gay ubicado en París (su nombre real es Club Bank). El equipo de producción trabajó arduamente en la ambientación del lugar, instalando numerosos juegos de luces rojas. Para cuando terminaron, el espacio era tan sobrecogedor y estimulante que muchas de las personas que formaban parte del staff sufrieron ataques de claustrofobia.

-La mayoría de los diálogos de la cinta fueron improvisados; ya que Gaspar Noé prescindió casi totalmente de un guión formal.

-Después de que el filme fuera presentado en Cannes, el público se quedó petrificado en medio de un incomodísimo silencio. Al mismo tiempo, tres personas sufrieron desmayos.

-Monica Bellucci confesó en alguna ocasión que nunca ha sido capaz de observar completa la escena de violación que rodó a lado de Jo Prestia.

-Los primeros 30 minutos de la cinta se encuentran impregnados de un sonido de baja frecuencia que, a pesar de ser casi inaudible, es capaz de producir angustia, estrés e incluso nauseas en el receptor. Gaspar Noé deseaba que el arranque de Irreversible fuera una auténtica agresión a los sentidos.

-Durante la escena de la fiesta, Vincent Cassel tuvo un notable error de guión (un personaje le pregunta su nombre y el actor responde “Vincent”). El histrión improvisó rápidamente una solución; agregó: “sólo estoy bromeando”. De esta manera, evitó tener que rodar nuevamente toda la secuencia.

-Muchas de las escenas de la cinta fueron rodadas con la “Mínima”: cámara de 16 milímetros que se caracteriza por ser la del lente más pequeño en el mercado.

-El libro que Álex (Monica Belluci) está leyendo en la escena final de la cinta es “Un Experimento con el Tiempo” de J.W. Dunne. Una clara referencia a los desfases temporales que presenta la cinta.

-Al director Gaspar Noé le preocupaba seriamente que se le calificara como homofóbico debido a las sórdidas escenas filmadas en el Rectum. Por lo tanto, el realizador decidió hacer un fugaz cameo en esta secuencia para que se entendiera que él era un personaje homosexual dentro de la narración.

-Durante la escena de la violación, se puede observar a un hombre que entra al túnel y después se aleja desconcertado. Esto  realmente fue un error en la producción: uno de los integrantes del equipo entró al set y, al percatarse de que se estaba rodando la secuencia, salió rápidamente. Gapar Noé encontró esto tan espontáneo que decidió conservar la escena tal y como estaba.

Imagen de portada: cliango.com

No more articles