TXT: Toño Quintanar

The Wolf of Wall Street (2013) es, sin lugar a dudas, uno de los proyectos más ambiciosos jamás emprendidos por el veterano director Martin Scorsese.

Mediante un esteticismo tremendista y un guión que raya en lo dionisiaco, esta cinta nos presenta uno de los rostros más salvajes y controvertidos dentro de la sociedad norteamericana; misma situación que da pie a una serie de reflexiones que nos obligan a cuestionarnos las cuotas obscuras que se esconden detrás de los fulgores del capitalismo.

A continuación, te ofrecemos diez increíbles datos acerca de esta genial cinta.[m]

 

Margot Robbie declaró en cierta ocasión que la escena en la que ella y Leonardo DiCaprio tienen sexo en una cama repleta de billetes resultó muy incómoda. Esto debido a que los “dólares” de utilería se encontraban hechos con papel muy afilado. La actriz tuvo varios cortes en la espalda.

Leonardo DiCaprio recibió una paga de 25 millones de dólares por su actuación. Casi un cuarto del presupuesto total de la cinta. Fue el histrión mejor pagado durante ese año.

-La palabra “fuck”, y sus numerosas conjugaciones, se repitieron cerca de 569 veces a lo largo de la cinta. Esto convierte a The Wolf of Wall Street en la cinta comercial, no documental, con mayor cantidad de “vulgaridades” en la historia del cine.

-Durante uno de sus discursos, Jordan Belfort proclama: “no hay honorabilidad en la pobreza”. Charlie Sheen pronuncia la misma frase en la cinta Wall Street (1987).

-Para su interpretación, Leonardo DiCaprio se inspiró en la cinta Caligula (1979).

-La “cocaína” que los actores inhalaban eran vitaminas B pulverizadas.

-Durante el rodaje, Jonah Hill utilizó dientes falsos. Al actor le costaba trabajo expresarse de forma clara con estos; por lo tanto, decidió pasar cerca de dos horas hablando por teléfono para acostumbrarse.

-El verdadero Jordan Belfort aparece al final de la cinta. Es el hombre quien presenta a Leonardo DiCaprio en la ponencia del desenlace.

-Durante la escena de la primera seducción gestada entre Naomi y Jordan, Margot Robbie tomó tres shots de tequila para sentirse lo más relajada posible. Era el primer desnudo de su carrera. A pesar de que Scorsese le aseguró que no era necesario hacer un desnudo total, ella insistió.

-Para el rodaje de la escena en la que Jonah Hill se masturba en la fiesta, se decidió no avisar al equipo lo que el actor haría. Las reacciones de sorpresa entre los extras fueron reales. Hill utilizó un pene prostético.

No more articles