Olvídate del estrés con la presentación de Blood Orange

El músico, productor y bailarín Blood Orange, cuyo nombre real es Devonté Hynes, tuvo una grandiosa participación dentro de las sesiones de Tiny Desk y con ella demuestra por qué es una de las propuestas más interesantes hoy en día. Además, pronto tendremos la oportunidad de verlo presentarse en el escenario principal del Carnaval de Bahidorá.

Son cuatro canciones las que interpretó, aunque la primera de ellas es una pieza en la que intercede Ashlee Haze para hacer un acto de spoken word en el que cuenta cómo a los ocho años empezó a admirar a Missy Elliot. De ella aprendió, dice, que una mujer negra con sobrepeso puede bailar hasta sentirse bonita y ser mujer dentro de un juego de hombres.

Tal vez te interese: Blood Orange fue uno de nuestros discos favoritos del 2018, mira aquí la lista completa

Luego sigue con una versión de Jewelry en la que Dev se mueve a la guitarra y en el piano le acompaña Mikey Freedom, además, a lo largo de toda la sesión, Eva Tolkin e Ian Isiah se ponen a los coros.

La tercera canción, Holy Will, está inspirado por el grupo de Gospel de Detroit The Clark Sisters. Para cerrar, eligió Dagenham Dream, en la que cuenta qué significa sufrir de bullying en la escuela a la que asistió.

Esta sesión en NPR puede servir para recordarnos que dentro de su trabajo Dev procuró letras con contenido y que pueden también ser escuchadas tranquilamente. Sin embargo, bien podríamos esperar ver un show mucho más lleno de baile cuando llegue su turno en el paradisiaco Bahidorá.

No more articles