Los sintetizadores y cajas de ritmo fueron las herramientas que definieron el sonido de los años 80. En México, un puñado de músicos intentó captar y traducir ese nuevo lenguaje, llamado tecno pop, a nuestra realidad. Jesús Bojalil, líder del Escuadrón del Ritmo, lo tenía claro desde el principio, se trataba de “hacer una música sencilla, divertida y bailable con el equipo electrónico disponible”.

TXT:: Jacobo Vázquez

Algunos de estos pioneros de la electrónica mexicana lograron materializar en disco sus propuestas gracias a ediciones limitadas; otros guardaron sus cintas como único testimonio sonoro. En 2005 el sello At At Records publicó en formato de CD Back Up. Expediente tecno pop. 1980-89, una recopilación que reúne el future pop de Syntoma, los acercamientos tropi-electrónicos de Volti, el refinadísimo tecno pop de Casino Shanghai, la melancolía claroscura de Silueta Pálida, el new romantic de Size, el tecno con samplers de Artefacto, el EBM de Década 2, el spy-tecno de Los Agentes Secretos, la experimentación de Duda Mata, el soft-tecno de Vandana, la sofisticación de Cou Cou Bazar, el cold wave de Avant Garde y la ciencia ficción sintetizada de Nathabisk. Aquella edición se encuentra descatalogada desde hace años.

Para este 2021, la disquera Dark Entries edita Back Up: Mexican tecno pop 1980-1989, una reedición en vinil de aquella compilación de 2005, aunque con algunos cambios en la selección de bandas y canciones. De esta forma, aparece por primera vez en vinil un tema de El Escuadrón del Ritmo, grupo formado por Jesús Bojalil, mejor conocido como “El Capitán Pijama” y Alex Eisering; también se adhiere la canción “Cambios en el tiempo”, de Vandana, pero a diferencia de la edición en CD no aparecen Size, Casino Shanghai, Duda Mata ni Los Agentes Secretos. Sin embargo, esto se compensa con un booklet de 12 páginas con las letras de las canciones, fotografías y notas sobre las bandas.

Si bien la escena tecno pop mexicana no fue capaz de generar hits que pudieran impactar las ondas radiales de aquellos años, brindaron el ADN para que generaciones posteriores retomasen estos cimientos y los pusieran al alcance popular; tal es el caso de Moenia, Titán y Nortec. Back up: Mexican tecno pop 1980-1989 se convierte en el primer recopilatorio en vinil de música electrónica mexicana de los años 80. Reflejo de una época donde la música producida con sintetizadores causaba extrañeza en un público que por primera vez escuchaba esos sonidos. Un testimonio indispensable para comprender la evolución de un género que cumple más de 40 años de historia.