#SangredeMetal

El Moonglow World Tour de Avantasia aterrizará este domingo en la Ciudad de México para concretar la primera de sólo dos fechas que se llevarán a cabo en todo Latinoamérica; la otra es en Buenos Aires.

El complejo mundo de Avantasia comenzó a gestarse en la mente de Tobias Sammet en 1999. De entonces a la fecha han sido editados ocho discos larga duración, algunos EP’s y algunos sencillos, se han anunciado o sugerido por lo menos un par de giras de despedida y han desfilado cualquier cantidad de personalidades del hard rock y metal que van desde Alice Cooper, Bob Catley (Magnum) o Biff Byford (Saxon) hasta Hansi Kürsch (Blind Guardian), Eric Singer (Kiss) y Bruce Kulick (Grand Funk, ex Kiss) o Mille Petrozza (Kreator).

Los legendarios conciertos de tres horas ya han sido atestiguados en México. Son verdaderos monumentos al power metal con un desfile de nombres que han provocado casi siempre entradas agotadas. Muy al contrario de lo que pasa con la gran mayoría de bandas actuales, los conciertos de Avantasia significan no sólo 180 minutos de música sino una gran producción y elenco estelar. Por ejemplo, en esta ocasión, algunos de los cantantes que viajan junto con Sammet son Geoff Tate (ex Queensryche), Eric Martin (Mr. Big), Bob Catley (Magnum), Jorn Lande (ex Masterplan, entre otros), Ronnie Atkins (Pretty Maids), Herbie Langhans y Adrienne Cowan (Seven Spires), además de los instrumentalistas Sascha Paeth (Heaven’s Gate), Felix Bohnke (Edguy), Olli Hartman (At Vance, Edguy), André Neygenfind y Michael Rodenberg “Miro” (Angra, Kamelot).

Avantasia se ha caracterizado además por generar discos conceptuales, basados mayoritariamente en mundos de fantasía creados por Sammet, lo cual a su vez ha ayudado a que el proyecto sea catalogado como Ópera Rock. De acuerdo a diversas entrevistas que ha otorgado el también cantante y bajista, cada vez que ha dicho que el final del concepto ha llegado ha sido porque él cree que ya no puede superar el pasado, sin embargo, al paso de un par de años le regresa la cosquilla creativa y ahora lleva ya veinte años en los que ha debido aprender a coexistir en el mundo fantástico de su rock opera y los confines de Edguy, banda que por cierto es de las más importantes, reconocidas y comercialmente redituables que han salido de Alemania en décadas recientes.


Ya en vivo, el detalle que hace de Avantasia un concepto mágico es que con tal diversidad de personajes, es casi imposible perder el momentum. La gente está en espera constante de que su cantante favorito de la saga en cuestión aparezca en escena, pero cuando no está, habrá otra parte de la audiencia que goce con los que están en el entarimado. Los músicos son de primer nivel y por ello el espectáculo fluye sin faltas, y todo en conjunto resulta en un espectáculo digno del nombre que lo precede y que, además, corta de tajo las percepciones clásicas de lo que es un espectáculo. No son un puñado de muchachos vestidos con jeans y camisa de franela a cuadros, es un montaje, con escenografía, una iluminación excelsa, un muy bien cuidado diseño de audio y un mundo de fantasía que ha tocado el corazón de miles por todo el mundo.

Se trata entonces de una enorme fiesta metalera, uno de los pocos conciertos de la actualidad que, sin ser caro, vale cada centavo que el público invierte en atestiguar. En esta ocasión, el espectáculo se llevará a cabo el domingo 26 de mayo en el Auditorio Blackberry, ubicado en Insurgentes Sur 453, muy cerca del metro Chilpancingo, casi en la esquina con la avenida Baja California. En esta ocasión la entrada es general y el boleto cuesta 850 pesos. Es decir, aplica el concepto denominado “first arrived first served”, que es algo así como “el que llega primero entra primero”.


Tobías Sammet ha traído su Avantasia a México en cuatro ocasiones anteriores: 2008, 2010, 2013 y 2016; las primeras tres veces se presentó en el Circo Volador y ahora, desde la visita anterior, el lugar escogido ha sido el Auditorio Blackberry. Por el tipo de escenario y de concepto, se trata de un espectáculo en el cual no hay bandas invitadas, ni nacionales ni extranjeras. Antes de llegar a México, la gira contempla aún dos fechas en Estados Unidos y una en Canadá. Después se irán para Argentina y de ahí a República Checa y Alemania.

 

No more articles