El fenómeno fílmico es un asunto que crea realidades. Mismo mecanismo el cual le debe sus fantásticas posibilidades a una serie de mezcolanzas conceptuales donde los individuos logran identificarse a través de los entramados ilusorios del celuloide.

Por lo tanto, impulsar la difusión y la creación cinematográfica es una tarea la cual nos hace crecer como civilización, permitiendo la proliferación de nuevos lazos que nos hermanan como especie.

Dicha inquietud es el principal motor de la edición número 7 de FICUNAM, celebración fílmica que fue inaugurada oficialmente el pasado 14 de febrero en Ciudad Universitaria.

Como ya es tradición, este festival se ha propuesto ofrecernos un vistazo a lo más cautivador del cine mundial mediante producciones de carácter vanguardista que muy difícilmente podrían arribar a nuestro país a través de circuitos comerciales.

La curaduría para esta nueva etapa se encuentra compuesta por trabajos de sorprendente envergadura entre los que nos encontramos con retrospectivas (Yuri Ancarani, Luis Rosemberg Filho, Angela Sachanelec), programaciones especiales (Ignacio Agüero), mesas de discusión (El Crítico Cinematográfico: Manual de Supervivencia) y otra buena cantidad de eventos los cuales dejarán satisfechos a los amanes más acérrimos del cine pero que también servirán de introducción para aquellos quienes deseen iniciarse en el mundo del Séptimo Arte.

Una de las posturas que más llama la atención de este nuevo capítulo de FICUNAM es el deseo de sacar al cine de los foros especializados para llevarlo a la calle, donde las personas puedan apreciar de forma palpable esa estrecha relación que persiste entre cotidianeidad y arte fílmico.

Muestra de dicho asunto es  el proyecto titulado “Una Ciudad de Película”; recorrido el cual consistirá en un paseo en Turibús en el que los asistentes podrán conocer la historia de algunos de los puntos más emblemáticos de la Ciudad de México que han servido como locaciones dentro de la historia de la cinematografía de nuestro país.

Por supuesto, no podían faltar las ya emblemáticas competencias, internacional y mexicana; mismas en las que una buena cantidad de cineastas pondrán sus talentos a competir.

Sin duda alguna, un excelente incentivo para aquellos creadores quienes construyen el devenir de nuestro mundo a partir de las posibilidades inagotables del lenguaje fílmico.

FICUNAM 7 se llevará a cabo del 22 al 28 de febrero y contará con eventos en múltiples recintos y foros que incluyen la Cineteca Nacional, el Cine Tonalá, el Cinematógrafo del Chopo, las sedes fílmicas del CCU y muchos más.

Aquí puedes checar la programación.[m]

 

No more articles