Es el cuarto álbum de Angel Olsen y verá la luz el 4 de octubre próximo y del que se han desprendido los sencillos “All Mirrors” y “Lark”.

AngelOlsen_EntrevistaMarvin

De acuerdo con Angel Olsen, All Mirrors, describe su sentir con respecto a ir hacia adelante, “Este álbum es sobre adueñarte de tu lado más oscuro, encontrando la capacidad de un amor nuevo y de confiar en el cambio incluso cuando te sientes como un extraño”, explica Angel. “All Mirrors” y “Lark” son los primeros cortes que vieron la luz previo al lanzamiento del que será su cuarto larga duración, el próximo 4 de octubre. All Mirrors llega luego de tres años de su álbum My Woman (2016).

Con respecto al título de este nuevo disco, Angel comenta que eligió este como el título porque le gustó el tema de cómo todos somos espejos entre nosotros, “Siempre hay un elemento de proyección de lo que nos gustaría ver en las personas y los escenarios, además de la forma en que nos vemos en esos escenarios, con esas personas”, dice la interprete de triara y dos años. Y fue tanto su gusto por esta temática que el primer sencillo fue nombrado así también.

“All Mirrors”, primer corte del álbum homónimo, navega entre la percepción de lo que uno quiere ver y la realidad. Está acompañado además por un video dirigido por Ashley Connor y concebido por Olsen. A través de los dos adelantos, se escucha un sonido diferente a sus discos anteriores, además de una voz que ofrece una explosión de furia mezclada con autoaceptación ganadla pulso y con base en esfuerzo. Encontramos una lírica con frases simples a la primera y que sin embargo expanden en ideas masivas acerca de la soledad, pero también de la incapacidad de amar.

¿All Mirrors por partida doble?

“Necesitaba lanzar este álbum en su forma más pesada. Me era imposible negar lo poderosas y sorprendentes que se habían vuelto las canciones”, explicó Angel sobre su intención de trabajar All Mirrors por partida doble, un set de canciones crudas y verdaderamente solistas, y una versión con banda completa de las mismas canciones. “La verdad es que, en primer lugar, es posible que nunca haya permitido este cambio sónico si no hubiera hecho un recuento de las mismas canciones en su forma más pura”, agrega la interprete de San Luis, Missouri.

Así que grabó la versión solista con el productor Michael Harris, determinada a mantener todo austero para que contrastara con el disco de la banda completa. Poco después una vez completado el álbum, comenzó a trabajar una versión más ambiciosa con el productor John Congleton, el arreglista Jherek Bischoff, el multi instrumentista/arreglista/pre productor Ben Babbitt, y una orquesta de 14 integrantes.

Desde sus inicio, la música de Angel Olsen, incorpora una perspectiva honesta sobre la visión femenina, una mucho más solitaria, oscura y aislante que lo que comercialmente se describe como mujer: glamorosa y divertida. “Sé que soy mujer y sé que hay experiencias que son innatamente femeninas, pero a veces me siento totalmente sin género”; comenta Angel, a ese respecto. “En mis composiciones me siento sin género. No estoy tratando de relacionarme con uno u otro. No debería tratarse de la voz de una mujer o de un hombre. Debería ser solo una voz que se escucha”; insistió.