La publicación de su sexto álbum es un suceso importantísimo en la vida de Angel Olsen, ya lo que le ocurra en el mercado es totalmente secundario, y eso que es una belleza que tira del alt cuntry; sencillamente, la vida misma la puso delante del dolor por partida doble y justo a la hora de pronunciarse acerca de su identidad sexual.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

La compositora y cantante de Carolina del Norte organizó una cena familiar para decirles que optaba por el amor lésbico… aquello fue un éxito y celebró con su pareja, pero pronto se encontró en un ir y venir debido a la muerte de sus progenitores… fallecimientos separados por muy poco.

Angel Olsen se enfrentó a formas distintas de liberación; la personal al respecto de su sexualidad y luego a través de la trascendencia de sus padres; ellos cambiaron de dimensión y la artista trata de entender los acontecimientos mediante 10 canciones que surgen de la vida misma.

La velocidad baja al respecto de su obra anterior, desde la inicial “All The Good Times”, que tiene una sonoridad que nos recuerda a Cowboy Junkies y que prosigue en “Big Time” -el tema que le da nombre-, con una mayor instrumentación y un acento más optimisma y doméstico.

Guitarras acústicas, pedal Steel y algún órgano furtivo desfilan por bellezas nebulosas como “Ghost on” y “This Is How It Worls” hasta desembocar en una hermosura de gran delicadeza como lo es “All The Flowers”, que merecería que el gran público la hiciera suya; en ella quedan expuestas la sensibilidad compositiva de Olsen y su exquisita forma de interpretar.

Hacia el cierre del disco encontramos una “Through The Fires” marcada por el piano y en la que Angel Olsen suena rotunda y plena; la mujer ha decidido reflexionar acerca de los misterios de la vida y encaja a la perfección que lo haga con parsimonia y suavidad -el estruendo lo lleva por dentro-.

Mucho hay que paladear y aprende de Big Time (Jagjaguwar, 2022) en su interior transcurre calmo el río de la existencia.

También te puede interesar: Sharon Van Etten: “todas las nubes están envueltas alrededor de tu cerebro”