Si bien la pandemia por Covid-19 ha causado estragos en el mundo del entretenimiento en vivo y el metal no ha sido la excepción, hasta ahora no habíamos escuchado de alguna banda con peso, trayectoria e influencia que dejara de existir debido a ella. El pasado 22 de septiembre, Anathema sorprendió a la comunidad metalera con el anuncio de que entraría en pausa indefinida debido a los estragos del cierre económico y que cada uno de los músicos buscará un nuevo camino en la vida.

Más allá de que nunca fue una banda de élite en términos comerciales, es innegable que tienen un nombre y una trascendencia bien establecidos en la escena subterránea. Creada en 1990 en Liverpool, Inglaterra, navegaron (e inauguraron junto con Paradise Lost y My Dying Bride) las aguas del Doom/Death hasta llegar a una combinación de Prog/Ambiental en tiempos recientes. Crearon 13 discos de larga duración, de los cuales el más reciente fue The Optimist en 2017 e hicieron giras por todo el mundo. Y justamente es ahí donde parece haberse roto la inercia, pues ellos, al igual que muchísimas bandas más tuvieron que cancelar una gira que estaba programada para este año, lo cual, aunque mucha gente no lo sepa o no lo entienda, le genera a las bandas una tremenda carga económica. Así, Aunque la frase que utilizaron en su comunicado es “estado de interrupción indefinida”, la lectura es que hoy, Anathema ya no existe, y no fue por pleitos entre miembros o por vejez, fue porque el mundo no estaba preparado para una pandemia como la que atravesamos ahora mismo y el del entretenimiento en vivo es el sector productivo que peor la ha pasado, y aún no tiene para cuando reactivarse.

Este es el texto de su comunicado:

“Querida familia Anathema.

Este año ha sido como ningún otro. Todo mundo, incluidos cada uno de ustedes hemos enfrentado retos impredecibles que han afectado nuestras situaciones personales y profesionales. En estos tiempos tan complicados no nos ha quedado de otra más que poner a la banda en estado de interrupción indefinida. Como individuos nos ha llegado el tiempo de buscar otros caminos de vida.

Estamos infinitamente agradecidos por el apoyo que nos han brindado a lo largo de estos años. El amor y respeto que tenemos por nuestros fans por habernos dado los mejores años de nuestras vidas es infinito. La generosidad que nos mostraron tras la cancelación de nuestra gira será algo que llevaremos con nosotros por siempre. 

Nunca podríamos haber anticipado la manera en que terminaría este año. 

Muchas, muchas gracias.

LEE MÁS SOBRE LO MEJOR DEL METAL AQUÍ

Anathema”