El canadiense de Vancouver Scott Morgan alias Loscil lleva desde 2002 haciendo un híbrido entre el techno y el ambient en el que una belleza melancólica destaca sobre otras emociones propias del género. Lo suyo nunca fue el dancefloor, ni falta que hace.

Clara es su décimo trabajo y Loscil sorprende con una obra magna surgida de un single de tres minutos interpretado por 22 piezas de cuerda de la Orquesta de Budapest.

Clara nos lleva un mundo sub, donde la mente debe trasladarse palpando sensaciones de alumbramiento sin referencias en el mundo exterior.

Una joya de ambient y drone de estructuras por momentos clàsicas pero sujetas al minimalismo del techno, de una belleza extraordinaria.

Clara està publicado en label estadounidense dedicado  a lo experimental Kranky.