Recordada por “A letter to my younger self”, con más de 20 millones de reproducciones en Spotify, Ambar Lucid (Nueva Jersey, 2001) considera que en su nuevo EP, Get lost in the music, la exploración de sonidos y diferentes estilos musicales la hizo sentir más cómoda que intentar encajar en algo específico. Las letras con las que motivó a sus fans en 2019 ahora se escriben desde la introspección de una artista que no se deja llevar por los cánones de la música pop, sino por una guía espiritual.

TXT:: Antonio Moreno

Los sensibles estados de ánimo de Ambar le indican en qué momento cantar en español y así generar un sonido “más interesante”, ya sea basándose en ritmos latinos o acompañada del estilo R&B. Actualmente, Lucid vive en el estado de Colorado, Estados Unidos, y desde que inició la pandemia ha tenido cambios en su vida que le permiten consolidarse como una artista disciplinada. “Aunque puedo escribir una canción en 30 minutos, ahora me tomo el tiempo para escuchar lo que canto, para ver si puedo hacerlo de diferentes maneras o si puedo crear otra melodía”, confiesa.

Los temas en su tercera entrega discográfica fueron producidos por su amigo The Wavys, excepto por “Un animal (divina existencia)”, canción producida por su hermano Julián Cruz. “El proceso de Get lost in the music fue muy relajado, poniéndome pacheca junto a The Wavys nos dejábamos llevar por cualquier sensación que se presentara en el momento”, indica la artista. Antes de comenzar una sesión con sus productores, Ambar hacía una playlist del estilo de música que quería explorar para después jugar con nuevos sonidos. Así sucedió con la canción homónima de su más reciente EP, donde a partir de un sample de “Pain”, de Pat Harvey, “comenzó a fluir la letra en mi cabeza y una vez que tuve pasé a grabar las vocales”.

¿Cómo decide qué parte de la letra irá en español? Ella misma lo aclara: “De manera intuitiva. A veces olvido que puedo escribir en español y digo: ah, esto es muy básico y aburrido. Entonces hago de lado el inglés, le añado un poco de español, lo sazono y todo se vuelve más interesante; entonces pienso: así se escucha mucho mejor”.

De ascendencia dominicana-mexicana, la cantante Capricornio de 20 años de edad tiene claro el poder de las letras que escribe. Así, procura llegar de manera novedosa a los oídos de sus fans. Por ejemplo, la chica sabía bien que “Un animal (divina existencia)” sería un tema “bailable y quise tomar ventaja de eso. Mientras la canción capta la atención de las personas yo pongo un mensaje que provocará una chispa positiva y conseguirá que algo cambie en el escucha. En las canciones bailables debo poner un mensaje más significante”, explica Ambar Lucid.

Según Ambar, en sus primeros videoclips no tuvo una participación creativa “porque tenía miedo” de hacerlo. Con el paso del tiempo, sin embargo, se dio cuenta de que las imágenes que proyectaba “no se parecían a su creatividad”; entonces tuvo que explicar a su equipo cómo deseaba que fuesen sus videos. “Ahora intento ver películas donde pueda tener esa inspiración, hacerme de referencias para decirle a mi equipo: ésta es la manera en la que quiero mi video musical. Fue con Get lost in the music cuando comencé mi viaje en eso”, detalla la cantante.

En la cuarta temporada de la serie Élite, de Netflix, en el capítulo “Te quiero mal”, Ambar aparece vestida de hada cantando en vivo para algunos estudiantes. “Estoy contenta de cómo sucedió esa imagen porque participé de cierta manera en ello. Mostré referencias de cómo quería que se viera y fueron tomadas, incluido mi outfit. Creo que es una buena representación de cómo suena mi música”, advierte.

De espíritu sensible y rebelde, Ambar Lucid es una de las artistas de pop latino más destacadas de 2021. Cuenta con 650 mil oyentes mensuales en Spotify y a su corta edad ha participado en festivales importantes como el Ceremonia 2019 y Selena for Sanctuary, en Nueva York.