Como en cada elección en México (estatal o federal) ¡llueven los cocolazos por todas partes!

PRI contra PAN y contra PRD, secretarios de Estado contra dirigentes de partidos, excandidatos presidenciales contra senadores, diputados contra gobernadores, el IFE contra las televisoras… El chiste es repartir pa’ todos lados.
 
En estos tiempos todos lo hacen mal, menos el que acusa. Todo es riesgoso, menos lo que cada quien propone. Golpea, culpa y madrea; al parecer así funcionan las elecciones en nuestro país.
 

Seguro el PRD impugnará las votaciones del Estado de México. Andrés Manuel López Obrador reclamará un fraude, mientras Humberto Moreira y Enrique Peña Nieto planean cómo denostar al PAN rumbo a los comicios presidenciales. ¡Guerra de acusaciones!  
 
La Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión se le va encima al Instituto Federal Electoral por sus reglamentos en torno a los medios. Que va a censurar, dice. Los consejeros contestan: ustedes pasen los spots para que el proceso sea equitativo.
 
¿El IFE pretende que se anulen las elecciones de 2012? pregunta desafiante la CIRT, mientras en programas como Hoy y Venga la Alegría aparecen “notas” de Eruviel Ávila.
 

Aún no nos pintan los pulgares con tinta indeleble y los procesos electorales, en todos los ámbitos, ya están más que manchados. ¡Agáchate que también te toca!
 
Solo de Guitarra
Buena noticia: casi todas las niñas mexicanas cursan la educación básica (primaria y secundaria), se estima que 95 por ciento lo hace.
 
Mala noticia: 40.1 por ciento de las jóvenes entre 15 y 24 años dejó de estudiar.
 
La razón: Embarazo.
 
¡Señores y señoras! Infórmense, usen condón y otros métodos anticonceptivos. El país necesita más doctores, comunicadores, arquitectos e ingenieros y menos chamacos chillones en los parques.