Antes de Cristo, Después de Cristo y After Christ Devil Comes (Después de Cristo Vendrá el Diablo), eso se decía en los 80 que significaban las iniciales de la banda australiana más exitosa de la historia de ese continente

Alguna vez leí en un libro llamado “Satanismo y Rock” que la muerte de Bon Scott había sido un claro cobro de cuentas -pagado con el alma- del Diablo al simpático cantante que justamente empezaba a sentir las mieles del ´éxito con un disco llamado “Highway to Hell”. El sacerdote español que escribió aquella basura de libro decía que la línea que dice “hey Satanás, estoy pagando mis deudas tocando en una banda de rock and roll” era en realidad una declaración despavorida de alguien que sabía que el final se acercaba porque con el Diablo no se juega. Así era el mundo de fantasía alrededor de una banda que hoy por hoy es de las que más discos ha vendido en la historia del rock.

Luego de transitar por la carretera al infierno, los AC/DC hicieron un disco llamado “Back in Black”, uno por cierto que ha vendió más de 25 millones de copias certificadas en todo el mundo, cifra que según la fuente que se consulte llega incluso a los 50 millones. Valiente trato del de Bon Scott, el Diablo le quitó la vida justo antes de que la banda explotara como uno de los fenómenos musicales más impactantes (por lo menos en cuanto a ventas) de todos los tiempos.

La banda cuyas iniciales en realidad significan Corriente Alterna/Corriente Directa es una de las más potentes en vivo. Ya lejos de toda esa estupidez bíblica, los liderados por el guitarrista Angus Young han sido noticia recientemente pero ya no por cosas diabólicas sino por una serie de fotografías en las que se ha visto al cantante Brian Johnson y al baterista Phil Rudd juntos afuera de un estudio de grabación. Los rumores sobre un posible nuevo se incrementaron cuando se dejaron ver algunas fotos de un productor, también afuera del mismo edificio. La banda no ha dicho nada aún y probablemente no lo hará hasta que de verdad haya algo que decir, algo concreto como haber terminado el supuesto disco, por ejemplo, pero de inicio, las fotos sugieren varios cambios interesantes.

De inicio está la imagen de Brian Johnson. Esa fotografía sugeriría que el cantante estaría de nuevo tras el micrófono luego de que en la última gira estuviera fuera por un problema muy delicado con su capacidad auditiva. Es decir, estuvo muy cerca de quedarse sordo y la recomendación médica inmediata fue suspender toda actividad en vivo. La banda decidió contratar a Axl Rose para sustituirlo, y aunque la gira fue de las más exitosas de esa temporada, a muchos viejos fans la idea les pareció incluso ofensiva. Desde el inicio, Johnson dijo que su retiro de los escenarios podría ser temporal y dejó siempre bien claro que grabar un disco sí sería factible: el problema real era el volumen en el escenario, no en un ambiente controlado como lo es un estudio de grabación.

En el caso de Phil Rudd, su partida de la banda se debió a un incidente que involucró drogas y una amenaza suya de matar a alguien. Fue enjuiciado, hallado culpable y condenado a un par de años de arresto domiciliario en Nueva Zelanda, donde vive actualmente y al terminar su sentencia, al parecer, estará de regreso con la banda para vivir su tercera etapa detrás de los tambores.

De AC/DC se pueden escribir no sólo líneas como estas sino libros enteros. Se pueden analizar sus discos, todos por cierto que han alcanzado alguna posición dentro del Billboard 200. Se puede analizar el caso concreto de Back in Black que a pesar de ser uno de los más vendidos de la historia, nunca estuvo en el Top 10 de esa misma lista, por ejemplo. Se4 puede analizar su legado, la crítica de que han escrito el mismo disco con la misma fórmula una y otra vez o se puede disfrutar por su aspecto más básico: la música.

Lo que hoy es rumor sería una gran noticia, el mundo del heavy necesita a AC/DC de vuelta, aunque sólo fuera para decir adiós. Esperemos y recemos al cornudo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here