Accept es un quinteto alemán de heavy metal formado en 1976. Con historia turbulenta que incluye tres separaciones y regresos hasta llegar a la época actual en que se han estabilizado las cosas, su paso por el mundo del metal es trascendencia innegable. Es, además, otra de las bandas que desafían el concepto de “siempre lo mismo”, pues esta será apenas la tercera ocasión en que toquen en la Ciudad de México, a pesar de sus más de 40 años de historia. Esta vez lo harán en el Force Fest.

Creadores de éxitos legendarios como “Balls to the wall”, “Metal Heart” y “Fast as a shark”, los liderados ahora por el cantante estadounidense Mark Tornillo son el ejemplo encarnado de la frase “se la saben de todas, todas”. Sus riffs sorprendentemente pesados pero melódicos, responsabilidad normalmente del eterno Wolf Hoffman son toda una leyenda, En los últimos cuatro discos (“Blood of the Nations”, “Stalingrad: Brothers in Death”, “Blind Rage” y el más reciente, “The Rise of Chaos”) han logrado mantener a sus fieles seguidores de siempre, al tiempo que han abierto la puerta para nuevas generaciones, lo cual además les permite montar espectáculos que sólo recurren a la nostalgia por los grandes clásicos que han grabado, pero que se complementan perfectamente con una discografía sólida, constante y moderna.

Accept, corazón de metal y parte del Force Fest

Actualmente, la banda ya se encuentra totalmente consolidada y por eso se da el lujo de expandir sus horizontes hacia caminos que hoy son vistos como un lujo, y no como una movida meramente comercial. Tal es el caso de su experiencia sinfónica en Wacken 2017, por ejemplo. Se trata también de una banda que, a pesar de no ser política, sí ha tenido sus temas que hablan sobre la idea de que la gente tiene el derecho a protestar. Después de llegar a México estarán en Chile por ejemplo, y ante la oleada de disturbios y protestas, en una entrevista reciente con un medio de allá, Hoffman expuso que si bien prefieren no hablar mucho de política porque se presta a que quienes piensan distinto se ofendan, lo que pasa en el país sudamericano “trae de vuelta a mi cabeza el significado de ’Balls to the Wall’, tema que habla precisamente de cómo la gente se une y se levanta en contra de la opresión, el gobierno, el sistema político; de la gente saliendo y protestando, y que no hay policía ni gobierno ni política que pueda detenerlos. Es el poder de la gente, de eso habla nuestra canción”.

Así las cosas, se trata de una banda clásica, ineludible y que también tiene su dosis de compromiso social. Anecdóticamente, esa canción debería traducirse como “Con las bolas contra la pared”, sin embargo, cuando el disco en el que viene salió editado en versión nacional en México, allá por mediados de los 80, el título que le pusieron fue “Globos contra la pared”. Cosas que pasan en nuestro México Mágico.

La foto de portada es de Frank Schwichtenberg.