Definitivamente, La La Land es uno de los proyectos fílmicos más ambiciosos y deslumbrantes de los últimos años. Mismo fenómeno que se debe a la intervención de una amplia cantidad de elementos perfectamente logrados los cuales se acumulan de forma esplendorosa para exacerbar la sensibilidad del espectador.

Si aún no has vivido la experiencia que representa contemplar esta increíble producción audiovisual, te dejamos una lista con 5 razones por las que no debes de pasar un segundo más sin disfrutar de la nueva cinta del mismo director que nos trajo Whiplash.[m]

5. Por supuesto, la música.

Obviamente, es difícil que un musical llegue a alguna parte sin un excelente soundtrack. Sin embargo, el score compuesto para La La Land es un compendio de texturas y emociones las cuales son capaces de transportar al espectador hacia atmósferas verdaderamente evocadoras. Desde Whiplash, Damien Chazelle dejó completamente en claro que el sonido puede convertirse en el principal protagonista de una cinta, sin embargo, en esta nueva entrega, el director lleva dicha inquietud hacia niveles insólitos mediante una galería de canciones que se quedarán grabadas a fuego vivo en tu cabeza durante semanas.

 

4. Te inspirará para luchar por tus sueños.

A pesar de que el gran eje temático de La La Land es el romance, su historia se encuentra compuesta por personajes los cuales se ven inmersos en una pelea constante por volver sus metas realidad. Por supuesto, las cosas no siempre salen como nuestros protagonistas quisieran, sin embargo, su valentía frente a un mundo que generalmente menosprecia su talento es algo verdaderamente motivador. Además, existe un mensaje implícito en el que se deja en claro que sólo se requiere de un poco de suerte –y mucho esfuerzo- para encontrar esa realización que todos perseguimos de forma constante.

3. Es todo un manjar visual.

Si la grandeza musical de la cinta no te deja completamente satisfecho, no cabe duda de que su propuesta fotográfica te volará la cabeza. Valiéndose de una serie de majestuosos movimientos de cámara (muchos de ellos verdaderamente innovadores dentro de la meca del cine), juegos de luces y contrastes de color, La La Land se destaca como un deslumbrante mosaico de esplendores los cuales te harán sentir como si hubieras consumido alguna droga. Mismo asunto al que se suma un juego de coreografías que termina de hacer de esta cinta un deleite para los ojos.

 

2. Te hará querer vivir el romance de tu vida.

A lo largo de la cinta, Ryan Gosling y Emma Stone se notan inmersos en un idilio amoroso el cual ocupará un lugar de honor entre los romances más legendarios en la historia del Séptimo Arte. Sin ningún tipo de miramientos, esta pareja se da a la tarea de reivindicar el fenómeno del enamoramiento en el cine a través de una química absolutamente arrolladora. A pesar del ánimo completamente delirante de la cinta, la interacción gestada entre ambos protagonistas se percibe sumamente real, haciendo sentir al espectador que el amor “hollywoodense” es un sueño al que todos podemos aspirar.

1. Es un auténtico suceso fílmico.

Múltiples victorias en los Globos de Oro y una enorme cantidad de nominaciones a los Premios Oscar (evento en el que promete arrasar de forma más que definitiva) dan fe de ese enorme logro artístico que es La La Land, no sólo como una gran cinta, sino como un auténtico grito generacional el cual define al cine gestado durante esta época. Al mismo tiempo, la película ofrece una importante renovación acerca del género musical en la que la escuela cultivada por grandes directores como Jacques Demy se ve dotada de nuevos elementos llenos de belleza y emoción.

 

No more articles