La animación tiene muchas más dimensiones de la ya conocida, que es narrar historias y crear personajes; la animación es imagen en movimiento, puede ser prácticamente cualquier cosa. Bajo esta premisa nos aproximamos a 20 Hz, un proyecto en el cual se utiliza la animación para dotar de imagenes a un fenómeno físico que está ocurriendo permanentemente a nuestro al rededor, pero el cual somos incapaces de "ver" debido a que nuestros sentidos no tienen alcance para detectar corrientes geomagnéticas que ocurren en la atmósfera terrestre afectadas por los vientos solares.

Los creadores, Ruth Jarman y Joe Gerhardt, procesaron los datos obtenidos (ondas de luz) de CARISMA– Agencia espacial canadiense– y las graficaron como si fuera sonido ("X, Y" referente a la posición y "Z" a la iintensidad). El resultado es una abstracción interesantísima donde podemos apreciar el comportamiento ondulatorio, de gran belleza.

Es idónea para depertar nuestra imaginación y preguntarnos cómo veríamos el mundo si pudieramos captar ondas de luz más allá del espectro visible, si puedieramos ver rayos X y Gamma.

 

TXT::[@VictoriaKarmin]