CARTA EDITORIAL

Old School

“Comenzamos una nueva etapa en Marvin” (siendo coherentes con el tema de esta edición, quisimos iniciar el presente texto con una frase de abolengo); una en la que generaremos nuevas ideas y propósitos para seguir ofreciéndote a ti, querido lector, contenido de calidad que ayude a enriquecer tu panorama cultural local e internacional; además, estamos muy emocionados por la llegada de la cuarta edición del Festival Marvin, donde vivirás la música, el cine y el arte, más allá de las palabras. Todo con el plus de que siempre disfrutarás de algo innovador y único.

Pero como nos decían los profesores de historia, si queremos mirar hacia el futuro, debemos voltear primero hacia el pasado para comprender y reflexionar sobre el porqué de todo lo que acontece en el hoy. Así nació el primer número de Revista Marvin para 2014 dedicado al “Old School”, en el que recordamos no sólo a los grandes nombres del arte, sino a aquellos clásicos que marcaron el rumbo definitivo de lo que consumimos hasta la actualidad. Y, siendo el rock el género preponderante, recurrimos a su precursor: Buddy Holly, un joven de Texas que con sólo 22 años se convirtió en una grande estrella de la música y posteriormente en su mártir. Sus canciones hicieron bailar a miles en la década de los cincuenta e inspiraron a los mismos The Beatles en su carrera.

Dentro de las 80 páginas que comprenden el número aparecen otros nombres dorados como De La Soul, Cibo Matto y Tool; además de un reportaje sobre la vieja escuela del rock mexicano y un artículo sobre los instrumentos que han ayudado a la construcción de sonidos. Para enriquecer aún más este tributo en pretérito, recordamos al cine de artes marciales y al arte renacentista para comprender su influencia.

Así como es malo que las nuevas generaciones se atrevan a concluir que el origen de las cosas fue hace apenas diez años, también lo es el afirmar que el rock debió acabar en los años setenta. El principal objetivo de Marvin “Old School” es demostrar que pasado y presente conviven inevitablemente, todo es parte de un mismo ente que avanza conforme la voluntad de un grupo de creadores en busca de la representación espiritual del ser humano. Así que dejemos atrás los prejuicios y recorramos juntos este viaje hacia esos años maravillosos de la creatividad, esos en los que nos gustaría haber vivido… Claro, si el presente no tuviera una abundancia como la que ahora goza.

~Marvin

 

Cómprala en Kichink!
Conoce nuestros puntos de venta

No more articles