Viaje al futuro con Bud Light Warehouse

Todo lo que hemos visto en Black Mirror no está tan alejado de la realidad. En un mundo cada vez más dominado por influencers, en el que todo se cuenta en millones de views, estrategias comerciales que buscan entrar por todos tus sentidos y canciones pop más pegadizas que un chicle sabor fresa, es importante detenerse y analizar el porqué de todo esto. ¿Éste es el futuro? Bud Light nos ayudó a entenderlo.

En un breve viaje hacia el mañana, en una ciudad en la que el tiempo parece volar junto a mil sucesos por minuto, nos inmiscuimos en la creación y el entendimiento de los acontecimientos digitales que hoy nos dicta la misma evolución tecnológica. Pero aunque el futuro haya tocado ya a Monterrey, la carne asada y la Bug Light fría no faltó, así que ya teniendo todo el pack ahora sí nos hicimos la pregunta de una vez por todas: ¿qué está pasando aquí?

Resulta que Bud Light se encuentra ampliando su Bud Light Warehouse, su plataforma de apoyo, promoción y creación hacia la música electrónica, un género que hoy ha dictado el rumbo de una generación que encuentra más emocionante una tornamesa que una guitarra, así es, los DJs son los nuevos rockstars.

Por ello, Bud Light Warehouse aumenta su red con el desarrollo de una serie de actividades para dar la fuerza definitiva que los beats necesitan para dominar al mundo. Empezando con una serie de fiestas en México con el talento más exquisito sobre las tornas; continuando con programas de radio con curadores y playlists con lo más candente del género; las celebraciones épicas en el Hotel Bud Light, en la que el color azul toma el control de todo un complejo hotelero para tirar la fiesta más increíble, presencia en festivales en todo el país y, por último: la marca se atreve y da el todo por el todo para la creación de los próximos hits, reuniendo a talento y productores para crear los siguientes himnos de la pista de baile. Un ejemplo de todo esto es la locura sonora creada por Mario Bautista y Alok, dos agentes favoritos de Internet que Bud Light Warehouse ha reunido para componer “Toda la Noche”, esa canción que hará que el corazón lata al mismo tiempo cuando estos dos personajes suelten el ritmo que sonará durante todo este verano.

 

Para explicar un poco sobre el monstruo musical que se aproxima, Bud Light Warehouse preparó todo un programa de workshops con gente de la industria como Armando Ávila (el compositor que ha escrito todas esas canciones que cantas a todo el pulmón a altas horas de la fiesta), Andre VII (el mismo que viste y calza, ese productor que le dio inyectó el dance más pegado a “Toro” de El Columpio Asesino), Lorena Valdez (creadora de Vago Music & Entertainment, una de las agencias con más vida en la escena nacional de música electrónica), Fran Martínez (uno de los promotores más simpáticos del norte y creador de esa belleza llamada Hellow Festival), así como otros invitados.

Este visionario repaso por el pasado, presente y futuro de la electrónica culminó con una de esas noches que Bud Light sólo puede crear. Classixx liderando la noche (por cierto, un dúo que nos tuvo en las nubes con ese trancazo electroso llamado Hanging Gardens y que tuvimos en repeat durante todo 2013), la fiesta se puso en mood techno-house hasta que despertamos y nos dimos cuenta que nos estábamos despidiendo de Monterrey.

Atentos todos a lo que #BudLightWarehouse tiene en los próximos meses porque se va a poner bueno.

FOTOS CORTESÍA DE EUREKA & CO.

, ,

Related Posts