The Sound of Noise: la prima rebelde de Whiplash

TXT: Toño Quintanar

Dentro del mundo de la música –al menos en aquellos ambientes estrechamente ligados al academicismo más ortodoxo- suele rendírsele culto a aquellos talentos meramente técnicos que transforman al intérprete en una máquina capaz de ejecutar las figuras sonoras más complejas y exigentes.

Sin embargo, qué ocurre con ese otro talento el cual, sin desentenderse de los rigores propios de la ejecución plenamente estudiada, decide sacar al arte de sus matrices de poder institucional para instalarlo dentro de nuevos horizontes donde la experimentación, la inventiva no tradicional y la transgresión se transforman en los principales motores creativos.

En el año del 2010, los directores Ola Simonsson y Johannes Stjärne Nilsson le ofrecieron al mundo una interesante reflexión acerca de este tema con The Sound of Noise; cinta la cual narra las peripecias de un grupo de músicos quienes, llevando su rebeldía artística al extremo, realizan una serie de “terrorismos musicales” que transforman a su ciudad en un auténtico instrumento sonoro.

Todo comienza cuando un baterista anarquista y con perfil criminal –interpretado por el magistral músico Magnus Börjerson– se da a la tarea de componer una sinfonía para seis percusionistas quienes deberán de abandonar toda clase de convencionalismo para crear música bajo circunstancias completamente insólitas. Misma actividad que, por supuesto, no tardará en ponerlos en la mira de la ley y de las conciencias conservadoras.

Escenas legendarias como el duelo de solos ejecutado por los bateristas –un exquisito caos sonoro que lleva al extremo las capacidades sensoriales de la enunciación auditiva en el cine-, o aquella en la que cada uno de ellos es presentado con sus respectivas inquietudes personales dan fe de ese compromiso que la cinta sostiene con esas perspectivas emancipadoras que rescatan a la música de sus estructuras de normalidad para proyectar alternativas conceptuales insólitas.

The Sound of Noise es una afiladísima reflexión acerca de las posibilidades tanto narrativas como atmosféricas que la música le ofrece al formato fílmico; misma situación que se ve referida constantemente a partir de una serie de experimentos y juegos creativos que ningún amante de los tarolazos puede perderse.

 

, , , ,

Related Posts