Por qué Interpol suena tan fuerte

POR ARTURO J. FLORES

Una semana antes nos enviaron un link para escuchar el sexo disco de Interpol. Para que los reporteros no llegáramos en ceros a la conferencia de prensa en la que Paul Banks, Sam Fogarino y Daniel Kessler presentarían Marauder, que será puesto a la venta el 24 de agosto.

Le trepé a mis audífonos. Me envolvió el sonido potente de If you really love nothing. Siete después Paul me dejó en claro por qué me gustó tanto.

“Las canciones se escribieron en vivo y se grabaron en vivo. Nos gusta respetar esa vibra rockera. Nos rehusamos a utilizar programas digitales, a corregir y cortar y pegar únicamente las partes perfectas. No, nosotros grabamos en cinta”, dijo el cantante y desde el disco pasado de Interpol, bajista.

Un mural llamado Marauder

Dave Fridmann fue su cómplice en esta aventura. Junto a él, la banda neoyorkina viajaron una hora en carretera para encontrarse con el productor en los Tarbox Studios. En medio de la soledad de esas zona boscosa, golpeada por el invierno, fueron tomando forma las canciones.

Sin embargo, niegan categóricamente que Marauder sea “un regreso a sus raíces”, como dice el lugar común.

“Probablemente haya algo que reconozcas en esta música”, argumenta Daniel. “Y es porque somos las mismas personas que han grabado los discos de Interpol, pero si a algo nos resistimos es a hacer algo que hayamos hecho con anterioridad”.

El lanzamiento del álbum tuvo lugar en la colonia Juárez de la CDMX, muy cerca de la Secretaría de Gobernación, a cuyo alrededor se levantaron infranqueables murallas y se apostaron centenas de granaderos. Pero ni así impidieron que cientos de fans que se habían registrado a través de las redes del grupo, los acompañaran en este día. Antes, el grupo había develado un mural en José Vasconcelos 117 de la portada del disco en la que aparece Elliot Richardson, el hombre que se negó a seguir las órdenes de Richard Nixon cuando se llevó a cabo la investigación por el caso Watergate.

Sam dice: “México fue uno de los primeros países que nos abrieron los brazos, que nos arroparon y que han estado a nuestro lado”. Una de las paradas más exitosas que tuvo la gira de celebración por 15 años del lanzamiento del disco Turn on the bright lights, primero en la historia del grupo.

Es por amor… a la música

Al final del encuentro con la prensa, antes de que los fotógrafos se agolparan delante de los músicos, el terceto responde a interrogantes enviadas vía electrónica por sus seguidores, colocados por los organizadores en un segundo piso del venue.

La que más los sorprende es la de un chico que quiere saber cómo es que aún tienen interés por hacer música juntos.

A diferencia de otros momentos, en los que Sam, Paul y Daniel se ceden la palabra de manera organizada, ahora ninguno sabe qué responder. Y aunque minutos antes Banks quiso dar a entender que el guitarrista es el líder creativo, el que mejor se organiza (“casi siempre el proceso de hacer canciones comienza por la guitarra”), al final Kessler y Fogarino saben quién es el jefe y lo dejan hablar.

“Porque sigue habiendo química entre nosotros”, concluye.

No puedo evitar pensar en una línea de una de sus canciones, por más que esta se refiera a la cocaína: “esta noche dejaré descansar mi química”. 

, ,

Related Posts