Osmium Metal Awards

#SANGREDEMETAL

 POR LUIS JASSO

El reconocimiento es algo que nunca está de más. Habrá quienes lo buscan a toda costa, quienes se incomodan con él e incluso quienes lo desprecien, aunque en el fondo, a todo mundo le hace sentir bien. O debería, sobre todo cuando viene envuelto en circunstancias honorables. Por eso, el que se haya llevado a cabo la primera entrega de los Osmium Metal Awards a lo mejor de la escena metalera en México, es muy importante.

Con estos ya son dos los premios que se entregan en México. No es mi papel demeritar a alguno o engrandecer a otro sino darles su justa dimensión porque creo que ambos hacen un esfuerzo válido. La otra entrega de premios se llama Kalani y lleva ya algunos años. Hoy, lo que tenemos enfrente es una escena que ya cuenta con dos premiaciones, varios concursos para diversos festivales como Wacken, Hell and Heaven o Knottfest, algún concurso para acompañar a una banda en su gira por Costa Rica y varios elementos más. Se ve bonita una escena con todo eso alrededor.

Voltax – “Broken World”
Jerry Maulón, Premio a Mejor Cantante

Pero regreso a los Osmium. Se trata de una premiación que transcurrió de manera muy ordenada, con una logística casi impecable y que tuvo dos ramas: premios votados por el público y premios votados por un jurado. Para llevarlos a cabo se juntaron tres instancias importantes en el país: Circo Volador, que es una institución cultural; Renascentia, un proyecto de apoyo integral a la escena del metal mexicano y Reina el Metal, uno de los medios más importantes que gravitan en la orbita el rock duro hecho en México.

La idea de juntar voto del público con el de un jurado parecía arriesgada, sin embargo lo dividieron de manera muy funcional y entregaron en ciertas categorías como disco del año y banda del año, dos premios. Parece banal pero es una salida bien hecha para algo que ha demostrado ser un conflicto, que es mezclar a los fans con la idea de un grupo de personas que califican a las bandas.

Independientemente de fobias y filias, imposibles de evitar en algo subjetivo como el arte, el ambiente fluyó de manera cordial y aunque en ocasiones sea más pose que realidad, en el interior del Circo Volador casi todo fueron abrazos y saludos. Así, los Osmium llegaron para conciliar y compartir. Ojalá esa camaradería generalizada se mantenga por siempre, probablemente lo único que le falta a esta escena mexicana, tan bipolar y en ocasiones tan virulenta es un elemento unificador.

Obey the Moon –  “Lightless”
Premio a Video del Año

Ese día y aparentemente en los subsecuentes, la gente que gravita alrededor del metal estuvo por lo menos conforme. Habrá quienes no estén de acuerdo con algún premio, pero en general, el ambiente fue de tolerancia. Ya sólo queda, como dijo Víctor Trejo, director de Circo Volador, que lleguen más premiaciones, más oportunidades, más ofertas. En la variedad está el gusto y con suerte, en la variedad estará el paliativo que tanto hace falta en la escena metalera mexicana. El día que haya muchos concursos, muchas premiaciones, muchos medios especializados que cubran profesionalmente lo que sucede en el metal nacional, habrá menos lacras que sólo ensucien el camino.

Enhorabuena para Osmium Metal Awards que inició con el pie derecho. Ahora les vendrán los días de escuchar o leer a los expertos todólogos que seguramente les dirán directa o indirectamente lo que estuvo bien o mal, pero de inicio, la cantidad de gente que se dio cita en la premiación es un gran aliciente que invita a pensar que van por buen camino. Ojalá nazcan más proyectos en pro del metal nacional, exista mayor diversidad y quepan la mayoría de las propuestas, ya sea para tocar, para reconocer o meramente para convivir.

Transmetal “México Bárbaro”
Reconocimiento por Trayectoria Destacada

Tampoco haría daño que quienes comparan a Osmium con Kalani se detuvieran a pensar que es mejor tener dos ofertas que ninguna, y que sumar siempre tendrá mejor resultado que restar. De igual manera, sería maravilloso que aquellos que se llenan la boca con frases lambisconas a sus propios proyectos dejaran el protagonismo y sumaran. Pero todo es poco a poco, y cada paso en la dirección correcta, por lo menos desde esta columna, siempre será celebrado.

STEEL NIGHT – DE LA TIERRA DEL ALACRÁN AL SUELO SAGRADO DEL METAL

, , , , , , , ,

Related Posts