La catarsis emocional de Lana Del Rey y su nuevo “Lust for Life”

Lana del Rey: “Lust for Life”

El día de hoy recibimos un disco que puede ser calificado como una de las joyas el 2017. Después de sus problemas con la filtración del Lust For Life dos días antes de su estreno, Lana del Rey nos trae un disco digno de mencionarse.

El disco comienza con una increíble “Love”, la cual fue presentada en el South by Southwest en Marzo de 2017. La canción es épica y simplemente perfecta para abrir el disco. La batería y sus profundos bajos la hacen una canción profunda y seria. Las múltiples acusaciones que se le han hecho a la artista en cuanto al tema de “genuinidad” puede verse ilustrado perfectamente en letras como ésta.

La canción que lleva el título del disco, “Lust for Life” tiene a The Weekend como colaborador, una canción más melódica y “contemporánea”. Sus coros con tintes ochenteros y hasta setenteros son una constante a lo largo del disco. Lo podemos escuchar también en “Tomorrow Never Came” con Sean Ono Lennon. Una canción que nos remite a la idea que nos planteó Creedence Clearwater Revival en algún momento de la historia en su canción con un nombre similar. “Tomorrow Never Came” habla de una dolorosa pérdida.

“I waited for you
In the spot you said to wait
In the city, on a park bench
In the middle of the pouring rain
‘Cause I adored you
I just wanted things to be the same
You said to meet me up there tomorrow
But tomorrow never came
Tomorrow never came”

“Coachella – Woodstock In My Mind”, “When the World Was At War We Kept Dancing”, “Groupie Love” o “God Bless America – And All the Beautiful Women In It” tenemos el discurso que la artista tanto ha repetido a lo largo de la promoción del disco y su carrera, el cual reside en la fuerte crítica hacia Donald Trump, el feminismo, la paz y un mundo cuyos problemas parecen reflejarse en la vida personal de la artista.

Del Rey lloró en una entrevista en Pitchfork, afirma que las mujeres están en una etapa peligrosa de la historia de Estados Unidos. Y, al igual que en Ultraviolence, parece que Lust for Life es una catarsis emocional de la artista.

Es cierto que el disco no tiene mucho movimiento melódico. El sonido de la voz de Del Rey en cuanto a mezcla se caracteriza por ese reverb específico que nos remite a sonidos vintage que tanto le gustan a la artista. Pero escuchar canciones como “Heroin”, “Change”, “Get Free” o “White Mustang” resultaría estúpido decir que Lana Del Rey no es genuina.

Las colaboraciones del disco son importantes, A$AP Rocky Playboi Carti aterrizan un poco más el sonido del disco en géneros como Hip HopPopR&B.

Le aplaudimos a la artista que no actúe al lado de la bandera de Estados Unidos en forma de protesta, tal como ella lo dijo. Pero principalmente le aplaudimos un disco que de principio a fin tiene mucho de dónde sacarle jugo.

TXT:: Sebastian Blendl

Notas Relacionadas