Javi Cuadrado: arte de apreciar lo ordinario

La autoexigencia es una de las cualidades mentales que permite desarrollar las habilidades consideradas deseables para uno mismo y también aquellas para las cuales uno se considera bueno. La misma cualidad es el fundamento para perseguir un objetivo y, según la constancia y el fundamento para juzgar qué es exitoso o no con base en los parámetros sociales que nos son adoctrinados, el éxito.

Para la creación artística, esa misma autoexigencia es la responsable de plantearse ideas y llegar a materializarlas. Resulta que a veces, ella misma puede presentarse de manera negativa cuando representa un obstáculo para la liberación de la imaginación y la creatividad, cimentando un claustro para la capacidad de detectar el potencial inspirador poseído por los entes inmediatos y creando una falsa idea de que la grandilocuencia es inextraíble de lo ordinario y, precisamente, contraria a ello.

Javi Cuadrado, habilidoso artista que utiliza solamente bolígrafos de colores para realizar su arte rebosante de frescura y realidad, demuestra en las obras que se te presentan acá abajo, que la inspiración puede estar inmediatamente enfrente de tus narices. Admíralo a continuación.