Por qué no puedes perderte al headliner de MUTEKMX: Squarepusher

TXT:: Uili Damage

Drum and bass, música concreta (sampleada digitalmente), acid jazz con un peso serio en el jazz, breakcore, acid techno, ambient, drill ‘n’ bass, breakbeat, IDM; esto es un poco de lo que encontramos en la vasta discografía de Squarepusher, o Thomas (Tom) Jenkinson, como reza su pasaporte.

Lo que abarca la trayectoria de Jenkinson representa un cúmulo de nodos de la electrónica que al paso del tiempo hemos descubierto como puntos de partida de corrientes y representantes notorios.

Nacido el 17 de enero de 1975, en Chelmsford, Essex, Inglaterra, desde 1992 es principalmente bajista, pero profusamente diestro en la guitarra, sintetizadores, batería, e implementos tecnológicos para crear y tocar música, inesperadamente autodidacta.

Ha grabado con Warp, Rephlex, Worm Interface y Nothing Records, donde ha cultivado estrecha amistad con Richard D. James (Aphex Twin), y el cineasta Chris Cunningham y con quienes aparenta haber confabulado el sonido e imágenes que comparten.

 

Es en la primaria donde se acercó por primera vez a un instrumento musical, el órgano de la catedral de Chelmsford, y con su devoción por los sonidos encontrados en la radio -música, voces, sonidos incidentales y estática por igual- creció un interés que se arraigó tanto en Tom que derivó en desarrollar un gran apetito por los equipos de grabación y reproducción musical.

Tom hizo su primera banda a los doce años: un grupo de thrash metal influido por Metallica. En 1991 se topó de cara con la electrónica house, el hardcore techno, acid house y techno. Se hizo amigo de Hardy Finn y juntos empezaron el sello Spymania.

Con las grabaciones nacidas aquí empezó a presentarse en las tornamesas en distintos eventos que terminaron por subirlo al Eurobeat 2000 -en 1995-, compartiendo cartel con una de sus influencias, Carl Craig.

Es hasta 1995 que empieza a presentarse como Squarepusher inspirado en la música de sellos como Shut Up And Dance, Chill, D-Zone y Kickin’, y artistas como Aphex Twin, Renegade Soundwave y Mantronix.

Sus ejercicios lo llevaron a ser ofertado por Ninja Tune, R&S records de Bélgica y casarse finalmente con Warp Records -bien recomendado por el mismo Richard D. James, con quien grabaría eventualmente-.

Seguir paso a paso los cortes que ha publicado Squarepusher es verdaderamente exhaustivo, pero es importante no pasar por alto lo logrado en 1997, en el álbum Big Loada.

Aquí escuchamos experimentos en computadoras de 8-bits y vemos el primer video que tuvo dirigido por Chris Cunningham -y a partir del cual empezaron su amistad-.

Desde este momento Tom ha brincado en estilos e influencias que incluyen a Tod Dockstader, Stockhausen, Ligeti, Frank Zappa, John Patitucci, la música e instrumentos gamelanes, la música concreta, el cine de Andrei Tarkovsky, Luke Vibert, Autechre, Matthew Yee King, Jamie Lidell, y muchos más. La curiosidad ha motivado a Jenkinson a crear su propio software de producción musical, así como crear el EP Music for Robots con temas interpretados por tres robots llamados Z-Machines.

El año pasado, Tom empezó a girar como Shobaleader One con banda en vivo. La alineación original incluyó a Tom (bajo y voz) Strobe Nazard (teclados), Sten t’Mech (guitarra), Arg Nution (guitarra), y Company Laser (batería). Su primera grabación es el sencillo “Cryptic Motion”, y Warp lanzó el álbum debut d’Demonstrator. El segundo álbum, Elektrac, grabado en vivo, consiste en temas previos de Squarepusher y seguramente conforma parte del repertorio que escucharemos en la edición número 14 del Festival Internacional de Creatividad Digital MUTEK MX.

 

 

Notas Relacionadas