Lo bueno, lo malo y lo feo de los festivales de México en 2015

TXT:: Pablo Pulido

Seamos honestos: asistir a un festival es ir a sufrir. Se pasa hambre, sed, calor, agotamiento e ir al baño es una pesadilla.

Pero nos gusta la mala vida, porque ése es el espíritu de la música: no importa cuántos obstáculos haya en el camino, siempre vale la pena de todo ese sufrimiento con tal de disfrutar de una buena canción, interpretada en directo por la gente que te hace vibrar, cara a cara.

Hay que recalcar que, después de décadas de fantasear con eventos a gran escala, podemos decir que ya es parte de nuestra cotidianidad… Sin embargo, esto provoca que cada vez nos volvamos más cínicos. No olvidemos que realizar un festival conlleva mucho esfuerzo; desde lograr conseguir patrocinios para costearlo, coordinar la producción para que todo salga como debe ser y negociar con bandas que pueden (suelen) ser muy caprichosas, hasta procurar un saldo blanco al final del evento, con la cooperación de la asistencia.

Como parte de nuestros conteos anuales, preparamos un artículo sobre lo sucedido en algunos festivales en México (lo sabemos, faltaron muchos, siempre faltan muchos), resaltando algunos factores importantes a manera de recuerdo.

Agradecemos infinitamente a todas las personas que han hecho posible realizar este tipo de actividades en nuestro país, desde organizadores, productoras, talento, prensa, foros y, principalmente, a ti querido lector que gracias a tu asistencia formas parte de la cada vez más creciente oferta de festivales y conciertos.

Bahidorá

FOT:: Feli Gutiérres

Bahidorá 2015

Lo bueno ?

Bahidorá es una experiencia total. Se trata de un evento muy sensorial, en el que el individuo se sumerge en la naturaleza, con ayuda de la música y las diversas actividades espirituales que hay a lo largo del fin de semana. Además, el cartel de cada año siempre incluye a actos que difícilmente se ven en otro evento, este año Kindness y De La Soul fueron grandes sucesos.

Lo malo ?

En un país tan centralizado como el nuestro, siempre es un “problema” para el capitalino (en otras palabras, nos da pesadez) asistir a un festival en otro estado. Y aunque el recorrido del D.F. a Las Estacas no es tan largo, el lento tránsito al llegar y el conflicto de encontrar estacionamiento frustra por algunas horas la aventura.

Lo feo ?

El hospedaje. No hay mejor opción para disfrutar el evento que acampando ahí mismo, pues si buscas algún hotel o te hospedas en otro lugar, debes estar dispuesto a realizar cansados viajes, yendo y viniendo.

Festival NRMAL

FOT:: Feli Gutiérres

Nrmal 2015

Lo bueno ?

El NRMAL es como ese amigo al que le gustan las bandas “raras” y que siempre te recomendará cosas que te cambiarán la vida. Ver a Future Islands, Fatima, TOPS, Buscabulla, Peaking Lights y Swans en México parecía un sueño imposible. Pero NRMAL siempre nos da un rayito de esperanza. Nada más chéquense el line-up del próximo año.

Lo malo ?

El venue. El Deportivo Lomas Altas es todo un tema al momento de llegar, acceder e irse. La mejor forma de arribar es en taxi. Ir en coche es un problema porque el estacionamiento es confuso; en autobús ni pensarlo, debido a ese infierno llamado Av. Constituyentes… Y al entrar, hay que respetar toda la señalización si es que no quieres que te regañen los militares que resguardan el lugar con sus armas intimidantes. Al retirarse, es mejor tomar Uber u otro servicio que solicites por celular, ya que los taxis de base te cobran hasta 200 pesos por sólo dejarte en el metro más cercano (casi como si dijeras que vas de Acapulco Diamante a la costera).

Lo feo ?

Que no exista aún en México un gran número de seguidores del tipo de bandas que forman parte de este festival, cuya curaduría es impecable.

EDC

TXT :: Daniel Jacobo
FOT:: EDC Mexico

EDC México

Lo bueno ?

La venta de boletos por fases, porque los primeros precios suelen ser justos en realidad para los dos días. El problema es cuando la gente los compra hasta la última fase, que es cuando ya están en precios hirientes.

Lo malo ?

Las terribles distancias que hay que recorrer de un escenario a otro; esto en general es problema del Autódromo porque lo mismo sucede con el Corona Capital. En cambio, en un Vive Latino es más sencillo moverse.

Lo feo ?

Los precios de todos los alimentos: El precio de una cerveza ronda los $100 pesos, e incluso supera esta cantidad, y siguiendo con la comida, hay “paquetes” de hot dogs y hamburguesas carísimos y únicamente es la carne insípida entre un pan frío.

Vive Latino

FOT:: Feli Gutiérres

Vive Latino

Lo bueno ?

El Vive siempre asegura un buen ambiente durante cada uno de sus días. A pesar de todo el escepticismo alrededor de su cartel, el buen rato que vas a pasar ahí está garantizado. Hay bandas para todos los gustos y una producción de lujo. No dudamos en decir que no hay festival más divertido que éste. Además, los accesos al evento son los más sencillos.

Lo malo ?

Extender el festival a más de dos días no fue una buena estrategia. Nadie tiene la fuerza para fiestear tanto tiempo. Además, no hay mucho talento que respalde la decisión de gastar nuestros contados pesos.

Lo feo ?

El único problema del Vive siempre será el cartel. Falta apostar por otros talentos que no sean los mismos de todos los años. Por favor, dejemos descansar tantito (o muchito) a Café Tacvba, Zoé, Babasónicos, Los Fabulosos Cadillacs y Caifanes.

Cumbre Tajín

FOT:: Jaime Fernández

Cumnre Tajin

Lo bueno ?

Gran ejemplo de cómo hacer un festival: Cumbre está muy bien producido en todos los aspectos. Respaldado y promovido por los habitantes de la zona, la cerveza es barata (¡una caguama por 60 pesos!), totalmente seguro en cualquier parte en la que te encuentres y el sonido de los escenarios es sorprendente.

Lo malo ?

Sería perfecto si se realizara sólo en sábado y en domingo, así muchos podrían asistir. Muchos sufrieron al no poder ver a The Flaming Lips porque su show era en pleno viernes… Así no se puede.

Lo feo ?

El calor durante la época en que se lleva a cabo el festival es realmente sofocante.

Pa’l Norte

FOT:: Fresale Caballero

Pal Norte

Lo bueno ?

El Pa’l Norte es el equivalente del Vive para el norte del país. El festival posee un ambiente muy festivo, pues el público recibe de igual manera a las bandas pequeñas como a las grandes. Existen diversas actividades como juegos de feria, hay comida de todo tipo y la cerveza, debido al calor, se disfruta enormemente.

Lo malo ?

No hay un factor que lo haga diferente a otro festival en el país.

Lo feo ?

Así como el Vive, falta apostar por más talento emergente y, principalmente, de calidad.

Ceremonia

FOT:: Fresale Caballero

Ceremonia 2015

Lo bueno ?

Muchos pensamos que el Ceremonia es como un Corona chiquito, lo cual no es necesariamente malo. Ver a The Horrors siempre es bueno, y si el combo incluye a Chet Faker, Melody’s Echo Chamber, Pusha T y Snoop Dogg, mejor aún. Además, no hay mejor festival que éste para comer, todo es bueno, bonito y barato.

Lo malo ?

La lluvia… Porque Toluca. Debes estar dispuesto a que se te eche a perder tu par de zapatos, soportar un horrible regreso al D.F. y amanecer enferm@ al día siguiente.

Lo feo ?

Hubo mucha gente que se sobrepasó con las sustancias recreativas, lo cual provocó que no se pudieran disfrutar varios shows, principalmente el de Snoop.

Festival Marvin

FOT:: Arturo Lara “Flama”

Festival Marvin

Lo bueno ?

Posee un formato único en México. La posibilidad de visitar varios foros en un mismo circuito y ver actos estelares desde que arranca, asegura una fiesta en formato “móvil” que te hace vivir un montón de experiencias distintas todo el día, cómodamente, pues además, no estás “en un corralito”, sino recorriendo las calles de la colonia de foro en foro para poder disfrutar a cada banda en un show íntimo. No olvidemos que muchas de los actos que han formado parte del cartel, han dado un gran salto en la industria y hoy participan en festivales más grandes. Y siempre se agradecen las torres de recarga para celulares en todos los foros, que no terminan por hacerse un servicio básico, estándar de todos los festivales.

Lo malo ?

Llegar a algunos foros toma mucho tiempo y nunca es garantizado el acceso debido al cupo limitado, lo cual puede provocarte un ataque de cólera totalmente comprensible. Además, la logística de pulsera y boletos siempre confunde a muchos.

Lo feo ?

Falta más talento internacional. Marvin es un medio que también apuesta por contenido anglosajón y uno esperaría que el cartel incluyera más nombres de Norteamérica y Europa.

Coordenada

TXT:: Aarón Enríquez
FOT:: Iván Castillo

Coordenada

Lo bueno ?

Algo que siempre se recuerda positivamente de un festival, sin duda es encontrar ese escenario que te ofrece la posibilidad de escaparte un poco de las masas y apreciar buenos shows, aunque no sean precisamente los que todo mundo quiere ver. Un gran acierto del Coordenada fue “El otro escenario”, un espacio de respiro para poder disfrutar de la música sin tener que pasar horas para ir al baño, o escuchar los gritos del de al lado justo dentro de tus tímpanos. Este año nos brindó highlights como Little Jesus, Nacho Vegas o Los Victorios, todos en petit comité y con un atardecer memorable. Justo el tipo flashbacks que uno quiere guardar siempre de un festival. Mención honorífica para la espumita con la que te lavabas las manos en los baños. No recuerdo otro festival en México con este plus, muy necesario cuando empieza a escasear el agua por todos lados.

Lo malo ?

Tener dos escenarios pegados puede ser un truco que tarde o temprano nos cobrará factura. Con sus pros y sus contras, tener la facilidad de no tener que moverte para nada en un festival se convierte en un arma de doble filo: más allá de la tortícolis que sentirás cuando el efecto de la cerveza y las sustancias que hayas ingerido se hayan desvanecido, y después de varias horas de forzar el cuello a voltear al lado contrario del spot que elegiste para ver el primer show, de pronto te encontrarás a ti mismo atrapado en medio de un mar de gente, con unas horribles ganas de tirar el miedo y viendo la “tierra prometida”, es decir, la zona de baños, a una distancia simplemente inalcanzable.

Lo feo ?

No tenemos nada en contra de que el festival Coordenada de este año haya sido curado prácticamente alrededor de Café Tacvba. Nos gustan los Tacvbos y creemos que esa noche los de Satélite reivindicaron varias cosas y dejaron en claro que son la mejor banda mexicana hoy por hoy. Sabemos que las cancelaciones de Foals y The Raveonettes fueron un golpe muy bajo, pero tal vez no era necesario que desquitaran su ira haciéndole el feo a The Dandy Warhols. Definitivamente el momento de pena en Coordenada fue escuchar a gente gritando que ya se bajaran Courtney Taylor-Taylor y compañía porque ya morían por cantar “Eres”… Ese tipo de fan que no acepta otra cosa que no sea “El baile y el salón”, “La ingrata” o “El Fin de la Infancia”, aún teniendo a Damon Albarn enfrente.

MUTEK.MX

FOT:: Andrea Solis

MUTEK 2015

Lo bueno ?

Vanguardismo es el concepto que definiría perfecto a este festival. MUTEK no busca el hype ni atascar lugares, sino ofrecer algo completamente diferente. Hablando en el campo musical y hasta el visual. A pesar de que los nombres en su cartel puedan sonar desconocidos, siempre es garantía de algo extraordinario.

Lo malo ?

La oferta de actividades es mucha y llega a confundir. Algunos foros son de difícil acceso y al momento de comprar tickets para ciertos eventos significa un proceso agotador.

Lo feo ?

Debido al gran número de talento que se presenta, es imposible presenciar todos los shows. Siempre nos vamos a perder de alguien que seguro es increíble.

Festival Ajusco

TXT:: Anónimo
FOT:: Captura Design – Elyzabet BJ / Festival Ajusco

Festival Ajusco

Lo bueno ?

Muy buen equipo y escenario.

Lo malo ?

Producción con ingenieros de audio que no lo son.

Lo feo ?

Ubicación demasiado compleja para el tipo de festival. Tendría que haber tocado una banda de más renombre, el cartel estaba compuesto sólo con bandas chicas y desafortunadamente nadie paga por eso en una locación que no sea habitual.

Corona Capital

FOT:: Feli Gutiérres

Corona Capital 2015

Lo bueno ?

2015 no tuvo un festival más polémico que el Corona. Pero si hay algo qué agradecerle es, como siempre, ofrecernos la oportunidad de ver talento que muchos deseamos ver desde hace un tiempo. Este año fue The Libertines, Sleater-Kinney, Shamir, Run The Jewels, entre otros.

Lo malo ?

Faltaron nombres más fuertes, sea cual fuera su género. No neguemos que éste ha sido el año más flojo en cuanto a cartel. Y parece que el público no separó el nombre “Corona Capital” de la temporada de lluvias del 2014 (que duró prácticamente todo el año), y prefirió quedarse viendo Netflix.

Lo feo ?

Faltó público abierto a los diferentes sonidos que albergaron esta edición. El “regaño” va para todos: a esos rockeros que aún no aceptan la presencia del pop y el rock, así como a quienes les gusta bailar con Calvin Harris y no les interesa la importancia que han tenido bandas como Sleater-Kinney en la historia de la música.

Trópico

FOT:: Orquídea Vázquez

Festival Tropico

Lo bueno ?

Al igual que Bahidorá, se trata de un festival que aboga por la exploración de los sentidos a partir de la música, en un contexto natural. No hemos visto un diseño de escenario más hermoso que el de Trópico.

Lo malo ?

El cartel de este año pasó sin pena ni gloria. A diferencia de ediciones anteriores que incluyeron a Blonde Redhead, Erlend Øye y Hercules and Love Affair, este año Mac DeMarco y 2ManyDJs no fueron suficiente para asegurar una fiesta de tres días.

Lo feo ?

Su difícil acceso. Si no estás hospedado en algunos de los hoteles en Acapulco Diamante, mejor olvídalo. Pero si no te quieres perder la experiencia y te hospedas en otra zona, te recomendamos llevar coche –esto, si no quieres pagar los cientos de pesos que te cobra un taxi para llegar a la entrada del festival.

Bestia

TXT:: Luis Arce
FOT:: Bestia

Bestia 2015

Lo bueno ?

El concepto y la consecuente curaduría detrás, hicieron que se sintiera como un festival con una dirección muy clara, dándole cabida exclusivamente a sonidos tan estridentes como inteligentes y elegantes, abarcando un nicho enorme en nuestro país y complaciendo a un público que ni es del metal, ni del indie, sino del Bestia Festival.

Lo malo ?

La brevedad de las presentaciones.

Lo feo ?

La relevancia –poca– que los medios le otorgaron al festival y la falta de espacios como éste, por un lado, y por otro: dejarnos con la sensación de que se está repitiendo una y otra vez el “Festi-Zorn-y-amigos”.

Knotfest

FOT:: Fresale Caballero

Knotfest

Lo bueno ?

Primero, el logro de traer el festival a México. Después, ver a todas esas bandas en un solo lugar y en un solo día, la emoción de la mayoría por ver a Slipknot y disfrutar de un gran show que por supuesto no defraudó e hizo que la espera valiera la pena. Presentaciones poderosas como la de Ill Niño, Dillinger, Lamb of God, Cradle of Filth y Atreyu. También la legendaria presentación de Megadeth, quienes demostraron que son los padres del metal.

Lo malo ?

Faltó organización. Abrieron tarde las puertas y fue horrible el proceso de entrada y salida, peor que metro Hidalgo en hora pico. El área de comida era un mundo de colas infinitas (40 minutos para una rebanada de pizza de $100).

Lo feo ?

Muchos salieron en camilla antes de ver a Slipknot, porque a pesar del frío que se sentía ya en la noche, se deshidrataron por todo el día que estuvieron ahí, bajo el sol, el calor humano y sin agua. Los de seguridad no repartieron agua como en otros festivales se acostumbra.

 

Notas Relacionadas

Los comentarios están cerrados.