Los 5 momentos más cool de Han Solo

TXT: Toño Quintanar

Un nuevo Han Solo acaba de arribar a las salas de cine y, por supuesto, se vuelve absolutamente necesario mirar hacia atrás para recordar los momentos más entrañables que nos ha regalado este increíble personaje inmortalizado por el genial Harrison Ford. A continuación te ofrecemos una pequeña lista.

-Matando a Greedo.

¿Qué mejor introducción para un personaje quien habría de transformarse en un auténtico ídolo de masas? Conjurando una atmósfera que parece sacada del western más obscuro -también hay algo de noir en el estilo-, Han deja en claro que es el vaquero más rápido de la galaxia.

-Luchar hasta el final. (Episodio V).

Un momento tanto sorpresivo como icónico. La reacción de Han al momento de tener a Darth Vader cara a cara desemboca en una de las secuencias más intrigantes de la historia del cine. Dinamismo y rabia son los principales componentes de este momento en el que Solo deja en claro que no está dispuesto a morir de rodillas.

-“Aburrida conversación”. (Episodio IV).

Imposible olvidar aquel momento en el que, frustrado ante su inexistente capacidad de disímulo, el Capitán Solo se da por vencido en sus intentos por evitar que su incursión en la Estrella de la Muerte sea descubirta. Un momento sumamente fresco que deja en claro que, hasta para fracasar, Han es un tipo con mucho estilo.

 

-Salvando a Luke. (Episodio IV).

A pesar de ser un contrabandista de lo más interesado, Han también tiene un código de honor oculto en lo más profundo de su corazón. Muestra de ello es la triunfal echada de mano que le ofrece a Luke durante el epílogo de la primera entrega de la saga. Cuando todo parece perdido, Solo le asesta un potente impacto al sith más temido de la historia.

-“Lo sé”. (Episodio V).

Han Solo sigue siendo todo un badass incluso en los momentos más conmovedoramente críticos. Una vez que la traición de Lando se hace evidente y nuestro héroe se encuentra a punto de ser congelado en carbonita, Leia finalmente se decide a declararle su amor. Cualquiera hubiera reaccionado de una forma completamente ñoña, pero no Solo. Su corta y cínica respuesta es una de las líneas más legendarias en la historia del cine.

 

, ,

Related Posts