Las 4 cosas más infames dichas por Morrisey

TXT: Toño Quintanar

Es el responsable de algunos de los himnos más sensacionales dentro de la historia de la música contemporánea, pero también es un ser humano con virtudes y defectos los cuales, de vez en cuando, salen a la luz en forma de declaraciones que escandalizarían hasta al más cínico.

Por supuesto, estos desatinos jamás serán suficientes para eclipsar el enorme legado musical de nuestro querido Morrissey; sin embargo, no cabe duda de que en más de una ocasión hemos rogado porque aprenda a controlar esa enorme bocota que tiene.

A continuación, te ofrecemos una lista con 4 de las declaraciones más infames hechas por él.

Odia al reggae

Morrissey nunca ha tratado de ocultar su vena racista y dicha faceta de su personalidad quedó más que clara cuando declaró públicamente su repudio por el reggae. ¿La razón? Muy sencillo, parece que el fundador de The Smiths no se siente muy cómodo con la idea de un género el cual “glorifique” a la raza negra. Las diferencias musicales siempre serán comprensibles, pero las cosas se retuercen un poco si le sumas una cuestión racial.

 

Los chinos

Uno de los más conocidos, aunque no por ello menos impactante. Imposible olvidar aquella ocasión en la que, tras estudiar los comportamientos que la sociedad china tiene hacia los animales, el músico no dudara en clasificar al pueblo asiático como una “subespecie”. No estaría mal que el muchacho leyera un libro de diversidad etnográfica antes de hacer semejantes declaraciones.

 

Amor por los animales, desprecio por la gente

La carrera de Morrissey siempre ha estado empañada por la polémica que se desprende de su veganismo “ultra radical”; sin embargo, no cabe duda de que dicho sisma alcanzó uno de sus momentos más reprochables cuando, poco después de los ataques terroristas ocurridos en Noruega en 2011 –mismos que costaron la vida de 77 inocentes-, el músico inglés declaró que dicha tragedia era una “nimiedad” comparada con la masacre que el Reino Animal ha sufrido sistemáticamente a partir de la invención de la comida rápida. Sin duda alguna, no existe ideal alguno que justifique semejante muestra de oportunismo e inmadurez.

Defendió a Harvey Weinstein y Kevin Spacey

Una de las más recientes y delicadas. Después de que se destaparan los condenables casos de acoso sexual perpetrados por este par de individuos, Morrissey tuvo la “ocurrencia” de no sólo abogar por los acusados, sino que también conjuró una revictimización atroz al acusar a las afectadas de “exagerar” la gravedad de los sucesos. ¿Cómo lo ven?

Related Posts