La nueva peli de Lars von Trier causa escándalo en Cannes

Aceptémoslo, todos los años ocurre lo mismo: durante las proyecciones de Cannes, es presentada una cinta que hace que la audiencia se sumerja en una espiral de indignación vomitiva, desmayos y estados alterados.

En esta ocasión, la causante de semejantes efectos fue The House that Jack Built, nueva cinta de Lars von Trier la cual, durante su presentación en el aclamado fetival, provocó que cerca de cien personas abandonaran la sala en medio de una ola de indignación instigada por la descarnada violencia gráfica que tienen lugar a lo largo de la película.

Los primeros reportes afirman que la obra muestra secuencias terriblemente explícitas de mutilaciones, asesinatos de niños y demás “linduras”. Mismo asunto que fue constatado por una notable marea de tweets de espectadores tremendamente indignados. Una tendencia que, por supuesto, nos orilla a preguntarnos acerca del nivel de moralismo que actualmente rige los estándares apreciativos de los consumidores de arte.

Por supuesto, toda esta polvareda de declaraciones puede tratarse de las mismas exageraciones de siempre -situación que da como resultado un fenómeno publicitario sumamente efectivo-; sin embargo, no cabe duda de que el escándalo desatado por las primeras proyecciones de este trabajo nos hará esperar con aún más impaciencia su estreno.

 

 

,

Related Posts