Cada canción de Themes For Television te transporta al misterio, melancolía y oscuridad que habitan en la obra maestra de David Lynch. Y la verdad, varios de estas canciones hubieran sido perfectas para ambientar el enigmático viaje de Dale Cooper.