Fran Straube de Miss Garrison toma la electrónica "por los cuernos" con RUBIO

TXT :: Uili Damage

Miss Garrison es la banda de los chilenos Francisca “Fran” Straube (voz, batería, sampleos y teclado), Rodrigo de la Rivera (guitarra, sintes y coros) y Tomás Pablo Rivera (bajo, sintetizadores y secuencias).

Pero entre horas, la cantante ya trabaja paralelamente en llevar por el mundo su proyecto personal RUBIO, una salida creativa al enorme cúmulo de melodías que rondan su cabeza y que ha sido preciso editar al tiempo que actúa con su “banda mater”.

Tuvimos la oportunidad de hablar por vía telefónica hasta el Cono Sur con ella para escuchar los pormenores de esta nueva banda:

¿Hola Fran, qué haces, dónde estás?

Ahora estoy en mi casa, acabo de almorzar, vengo llegando de una terapia… así que todo bien. Yo vivía en la montaña y me vine a la ciudad hace dos meses. Vivo en Providencia, sola, en un departamento con muchas, muchas plantas -todo lo que pude traerme de la montaña [risas], me gusta acá…

¿Puede decirse que todo lo que has hecho de RUBIO nació en la montaña?

Sí, el último EP es el único que ya nació en la ciudad -se nota-. Estuve dos años en la montaña.

¿Y cómo es que nace esto?

Son maquetas, demos que hacía en mi casa y quería empezar a sacar, pero Miss Garrison me ocupaba todo el tiempo; soy medio trabajohólica, medio solitaria, y en cuanto tenía un momento hacía estas canciones por la inercia de seguir haciendo creando; tengo una cabecita muy inquieta.

En Miss Garrison les comentaban mucho en entrevistas cuánto brincaban en géneros musicales…

En RUBIO sigue siendo igual…

… Claramente el estilo es “ustedes”, pero RUBIO se siente más atmosférico, introspectivo. Técnicamente ¿es más complejo que Miss Garrison?

Quieras o no quieras, las cuerdas -que suenan más en RUBIO- te jalan a un lado mucho más nostálgico; son distintos procesos. Lo último de Miss Garrison es muy “de banda”, lo hicimos los tres juntos, en la playa, colaborando. RUBIO es muy de estudio, muy de estar encerrada en “la cueva” con Pablo Stipicic, el productor. Tenemos una afinidad creativa muy linda, algo sin egos, de puro crear, crear, crear, muy bonito -que no me pasaba hace mucho. A veces yo traigo ideas, a veces Pablo, y voy tocando y me va loopeando y así va creciendo el sonido. Desde diciembre, RUBIO ya está con banda: somos 4; ya no estoy sólo en el asiento de la batería como con Miss Garrison, ahora soy frontwoman.

¿Te sientes “liberada” de la batería? ¿Expuesta como frontwoman?

Ninguna de las dos. Empecé en la música tocando batería cuando era bien pequeña, pero no tocarla en RUBIO también es una experiencia bien rica. Puedo dejarle el ritmo al baterista que es increíble y darlo todo con mi voz y lo gozo.

Cada sencillo que estás publicando se intitula como una de las letras de RUBIO. Cada uno tiene dos canciones menos B, que tiene cuatro. Si seguimos repartiendo dos a cada uno ya se completó el nombre y aún no ha salido O

Bueno en marzo viene O y se completa este álbum, pero en total van a ser 12 temas. En cuanto a que B tiene cuatro, las dos que “sobran” son cortitas, atmosféricas, dan paso a las otras.

Cuando compones canciones, ¿también vas pensando en imágenes?

Sí. Me encantaría hacer videos de todas las canciones de RUBIO. Es muy visual, muy cinematográfico, la música en general me la imagino con imágenes. De a poquito iré haciendo videos para el álbum.

¿El álbum es una historia o una colección de emociones?

Yo creo que las dos cosas. Las canciones no estaban planeadas, terminé el primer EP y me seguí escribiendo y grabando, como si hiciera un diario de vida. Y hay una historia que va hilando el LP. Sobre todo con las portadas de los sencillos, que son imágenes relacionadas con el agua: es una metáfora que tiene que ver con el desenlace de una liberación, con enraizarte con tu verdad aunque cada sencillo tenga su propio mundo y su propia historia.

fran straube

FOT :: Fran Straube x La Dominical Solidaria

¿Es lo que estás contando con este álbum?

Es entrar a las profundidades de ti mismo y salir de ahí; es una sanación del mundo interior, una conexión con la naturaleza.

¿Cuál ha sido el tema más difícil de hacer?

“Yoko”, por que hay muchas texturas, grabamos los pianos en la montaña con sonido de ambiente; hay mucha producción ahí.

Al componer, ¿partes de los sonidos que te ofrece tu equipo musical o buscas traducir/representar las ideas que ya tienen forma con ese equipo?

No me gusta mucho apoyarme en las referencias. Todas mis canciones son bien distintas por que no me sale repetir lo que suena en las influencias que me llegan. Todas las canciones que voy escuchando se internan en mí y al final sale algo de mi propia creación. Llego y hago las cosas con lo que tengo. Si sale algo parecido a lo que está “sonando en el ambiente” es involuntario.

¿Le enseñas la música que haces a tu familia?

Sí, les gusta “Hacia el fondo”, la última que saqué; también “Las plantas”. A quien más le ha gustado es a mi mamá. Lo encuentra muy profundo, se pone muy sensible, la hace llorar.

¿Qué viene a futuro con RUBIO?

Viene Lollapalooza Chile, varias fechas que estamos confirmando: otros festivales, una gira por Estados Unidos; vengo con un equipo bien grande, con gente muy talentosa, con mucha energía y bien conectada.

¿En qué está Miss Garrison?

Acabamos de hacer NRMAL, Rock por la Vida en Guadalajara, tocamos en Puebla, Hermosillo, en Caradura en DF… en total como doce días.

Nos gustaría muchísimo que nos compartieras una playlist, con unas diez-doce canciones que te gusten mucho (cualquier tema, cualquier época, cualquier género) para incluirla en la publicación…

Aquí tienes:

Sigue a RUBIO en su fanpage, Instagram, Twitter y YouTube.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Related Posts