Marvin 132 :: Tame Impala :: Nueva Psicodelia

Percepción alterada de la realidad.

Esa es la premisa general de la psicodelia como la conocemos hoy.

Y si bien es un cliché describirla con ese universo vertiginoso de colores y patrones, elementos fantásticos traídos de otros contextos, todos tienen siempre una referencia que debe amarrarse a la vida común para vestirla.

Los efectos de esta ola social, cultural, artística, ideológica, estética, filosófica y a saber cuántos recovecos más, siguen multiplicándose hoy en terrenos que ya ni siquiera se bautizan psicodélicos, pero que, casi por ósmosis, cargan el tamiz de lo que un día se postulaba contracultural.

En su parte musical es un poco obligado relacionarla con el rock de los sesenta, y no es descabellado. Pero aguzando la atención, hay sicodelia en el hip hop, en el rock pesado, en el pop, en la música tropical, aquí, allá, en todos lados.

No sé bien si descartar la sicodelia de una vez por todas con el endeble argumento de que ya no es su época y lugar y por tanto ya no se puede calificar nada reciente así o rendirme ante su influencia y asumir la psicodelia en todo lo que nos rodea.

Para evitarme este dolor de cabeza, me pongo a celebrarla en compañía del excelente equipo de colaboradores de Revista Marvin en este #132, acercando la lupa a la música, cine, arte, literatura, cómic y stand-up comedy, poniéndome una camisa de colores, descalzo y con flores en las manos para repartir a la voz de…

¡Amor y paz, hermanos!

~Uili Damage

Notas Relacionadas