Del presente, del pasado y del todo a NADA: Una entrevista con dúo NADA

TXT :: Sebastián Franco

Existe un compositor estadounidense llamado Michael Pisaro; su obra trata la tradición acusmática, en la cual da -como muchos otros- una gran importancia a la necesidad tonal de la música; esto aunado a la noción de la repetición de patrones tomados del minimalismo. Si bien su música es repetitiva, lleva al escucha por patrones rítmicos infinitos para lanzarlo a lugares sonoros inhóspitos.

En México existe una banda que sin lugar a duda tiene como herencia esa tradición rítmica tan sorpresiva como la de Pisaro. Oriunda de Monterrey, Nuevo León, pero radicada en CDMX, nace NADA, conformada por Ricardo (batería) y Leila (voz y bajo), un dúo que va más allá de vanguardias o etiquetas; no suenan a ningún rastro musical de la escena actual, no se andan con abstracciones complicadas que terminen en lo ramplón, simplemente hacen música.

Para mí, NADA expresa musicalmente la vida del ciudadano mexicano hoy en día, pero del ciudadano inconforme de la misma conformidad de la mayoría, de la necesidad y el costumbrismo. El dúo cuenta con dos EPs: Destierro (2015) y el más reciente Condena (2015), ambos materiales con una esencia auténtica; una calidad sonora que se necesitaba en este tiempo: la lentitud de riffs lúgubres, letras crípticas, y una voz que empapa todo lo anterior, para convertirse en euforia máxima, al recorrer sus dos materiales.

NADA, es de las pocas bandas que mantienen viva una ideología, misma que involucra y traspasa su trabajo; es por si sola una que piensa por sí sola, y qué hace sentir que sus integrantes sí son seres humanos. Se podrían encontrar mil y un razones al sonido de NADA; es como si Michael Pisaro tuviera una banda de rock o como encontrarle afinidad con lo último de Crass o a Slint, u otras razones que a final de cuentas no tendrían sentido, si no salen de su propia boca.

Esta es una entrevista con NADA:

¿Cómo y cuándo se formó el grupo?

Desde el 2011, cuando nos mudamos a CDMX, empezamos con bocetos de canciones, pero hasta el 2014 le pusimos nombre.

El sonido de NADA se compone de constantes patrones rítmicos, ¿esto siempre fue un objetivo en el sonido de la banda?

El patrón lo vemos como una estructura pop que nos ayuda a visualizar la canción completa en un plano matemático, pero si la historia no cuadra en esa métrica ahí es cuando decidimos romperla. Destierro tiene unas un poco más intrincadas en estructura y es algo que estamos desarrollando más a fondo en las nuevas. Y “Trato” es la canción que nos ha llevado a las próximas exploraciones.

Condena, su último EP, ¿afianza el sonido de la banda?

Lo compusimos pensando en que fuera posible tocarlo en vivo: se nos ocurrió llenar el espacio de la guitarra faltante dividiendo la línea del bajo en una limpia y otra filtrada con pedales de guitarra. Al acotar la instrumentación, fue más fácil saber qué nos espera al momento de componer. Pero por otro lado, tenemos otra configuración basada en cajas de ritmo, instrumentos piezoeléctricos hechos por nosotros, bajo y voz. Esto lo hemos presentado en un par de galerías y nos emociona mucho seguir haciéndolo.

En Condena, las letras suelen ser crípticas y conforme avanza el disco, se vuelven más y más lúgubres. ¿A qué responden sus letras?

Responden a varias cosas. En cuanto a los temas, sí, nos gusta escribir de esa forma. El nombre (NADA) de alguna forma representa el lugar de donde salen las letras. Y fonéticamente siempre buscamos las palabras más adecuadas según la métrica de la melodía. Y hacemos todo lo posible para no cambiarle la sílaba tónica. Entonces en ocasiones la lucha entre ambas cosas nos ha llevado a escribir cosas que no tenemos tan previstas. Pero sí, tendemos a darles el sentido que mencionas.

¿Es un escaparte para exponer su visión del mundo o de país?

De todo, no tenemos una consigna o una postura arraigada a nuestro entorno político inmediato. Cuando empezamos fue en un momento complicado, tuvimos que mudarnos de la ciudad de donde somos y eso se le quedó impregnado. Probablemente seguimos hurgando en esos rincones, para hacer “algo de la nada”.

¿Qué influencias se encuentran en NADA?

Las influencias musicales creemos que no son directas ya que tenemos casi dos décadas escuchando música juntos. Y sobre todo lo que hemos escuchado en vivo. Y también tocando en otras bandas. Es una síntesis de todo eso. Técnicamente, en el momento en el que empezamos, nos dieron buenas ideas algunas bandas más minimalistas, para poder tocar solo dos personas, como XYX, Quix*o*tic y Deep Time. E ideológicamente nos influyen otras bandas y personas con las que compartimos ideas sobre las formas en las que hacemos las cosas.

¿Qué les sugiere el futuro, nuevo material pronto?

Nuestra prioridad es tocar en vivo en todo lugar que nos interese estar. Permanecer rodeados de personas creativas y metidas en lo que hacen. Gran parte del esfuerzo es para eso. Las canciones que formarán nuestro próximo material ya están bien probadas en vivo, es lo que hemos estado tocando. Ya tenemos bien claro cómo queremos que suene la próxima grabación que también haremos nosotros mismos. Y nos interesa mucho seguir explorando el otro lado que presentamos en galerías. Nos estimula mucho pensar en las posibilidades de eso.

NADA

Todas las actualizaciones de NADA las encuentras en su perfil de Tumblr, además de su perfil de YouTube e Instagram.

 

, , , , , , , , , , ,

Related Posts