Cuando el Stoner Rock se vuelve minimalista: "The Coyote Who Spoke in Tongues", de John Garcia

TXT | FOT :: Carlos Martin Schwab

Imagínate una pequeña fiesta en el medio de un desierto donde la cerveza y la música de una banda en vivo corren por igual, y donde los amplificadores son alimentados por ruidosos generadores de gasolina (las llamadas “generator parties” -fiestas de generador). Y todo esto porque, al no haber clubes donde tocar, una banda tiene necesidad de tocar como sea. Según el guitarrista Josh Homme (Kyuss, Queens of the Stone Age), “ese fue uno de los mayores condicionantes del sonido de Kyuss”, una de las primeras bandas de stoner rock, formada en 1987.

Después de nueve años y cuatro discos, Kyuss se separa y John García, su vocalista, inicia un periplo por bandas en las que intentó mantener vivo el espíritu de Kyuss: Slo Burn (1997), Unida (1999), Hermano (2002) y Vista Chino (2013), pero lejos de la fama de su banda madre.

Y después de su disco solista homónimo del 2014, se reúne con el guitarrista Ehren Groban para rescatar un puñado de clásicos de Kyuss, pero desde un punto de vista totalmente distinto: el acústico.

Según Garcia, “la idea comenzó en el 2015, en nuestra primer gira acústica; estábamos tocando algunos temas de Kyuss y quise grabarlos en otra versión para renovarlos. Son nuevas versiones cuyos originales merecen su crédito. “Green Machine” y “Gardenia”, originalmente pesadas como son, fue un desafío hacerlas acústicas, no así “Space Cadet”, que es originalmente acústica; nunca me gustó su versión original y quise cantarla mejor, ya que ahora controlo mejor mi voz”.

Llevar a una banda de stoner rock como fue Kyuss a un minimalismo compuesto por voz, guitarra acústica y una mínima percusión es sinónimo de desnudar a esa música de toda potencia original y centrarse pura y exclusivamente en la melodía, lo que yo también considero como un verdadero desafío que muchas bandas en su etapa “MTV Unplugged” simplemente no pasaron, y me viene Korn a la mente. El trabajo de Garcia y Groban en esos arreglos fue tan interesante como acertado, porque al escuchar estas nuevas versiones (en especial, “Green Machine” y “Gardenia”), te recuerdan la potencia de las versiones originales, pero a través de su melodía. Y prueba suficiente de ello es la carne de gallina que me causó escuchar a John Garcia en vivo, exactamente cuando Ehren Groban imitó con su acústica el riff original de “Green Machine”, y el club Backstage de Múnich fue solo un grito de sorpresa y alegría. Hay solo una canción de Kyuss en la que se rescata el pulso original: “El Rodeo”, versionada con acústica rítmica y percusión. La voz de Garcia evidencia la experiencia del tiempo, ya que nunca se lo escuchó mejor, incluso en las notas altas, que es el clásico talón de Aquiles de los vocalistas a través del tiempo.

La mejor manera de apreciar este trabajo es comparar estas versiones con las originales y entender que es una buena melodía lo esencial en una canción, y es lo que hará esa canción perenne al paso del tiempo. Y disfrutarlas.

, , , , , , , ,

Related Posts