Cosas que pasan en el metal y en ninguna otra escena

(Guía para hispters)

#EnMisTiempos

Por Arturo J. Flores

No es lo mismo Metal Rules que Rules of Metal. El metal rige o lo que rige al Metal. Pero al final, ambas guardan una estrecha relación. Porque para quienes el Metal es la Ley, obedecen las Leyes que regulan el Metal.

Lo estableció Helloween en su canción: Heavy Metal is the Law.

Un momento.

¿Habías reparado cuántas canciones existen en el metal, que hablan del metal mismo?

Sammy Haggar tiene una.

También Judas Priest.

Gamma Ray le canta al Universo del Heavy Metal.

Y Holocaust  a la Manía por el Heavy.

¿Y qué decir de Metallica? Los californianos le cantan a las legiones de fans del metal.

Mismo caso de los mexicanos Mighty Thor.

O de los británicos de Venom. De hecho, fue su canción la que sirvió para bautizar a un género y no al revés, como pudiera pensarse.

Incluso a la banda de humor Tenacious D, que vendrá al Hell and Heaven Metal Fest en mayo, se le ocurrió dedicar una canción al Metal mismo y las batallas que ha librado con otros géneros.

He aquí la primera diferencia del metal con respecto a otras escenas.

1 Las bandas de metal siempre tocan metal

A diferencia de lo que sucede cuando se entrevista a una banda de cualquier otro género, las bandas de metal siempre se sentirán orgullosas de decir: “tocamos Metal”.

Aquí no caben frases como “no me gustaría encasillar lo que hacemos”, “estamos en contra de las etiquetas” o “creo que nuestra música es el resultado de la mezcla de diferentes elementos”. El Metal es casi una nacionalidad de la que sus exponentes nunca se han sentido avergonzados. Una identidad que no admite dudas.

Lo cual tampoco quiere decir que toooodo el Metal suene a lo mismo.

Existen variantes tan diversas como sorprendentes.

Hay Heavy Metal. Power Metal, Symphonic Metal y Doom Metal, por mencionar tres. Incluso Black Metal, que sería al que más se le identifica con posiciones anticristianas, satánicas o paganas.

Pero también Metal Cristiano.

Metal Matemático, definido a partir de la complejidad de sus estructuras.

Y Metal Guapachoso. Así se define Acrania, una de las bandas nacionales más interesantes –desde mi punto de vista –que fusiona la estridencia del Heavy con elementos de salsa y latin jazz.

Así que no es cierto que todo el metal suene idéntico. Si lo piensas, te hace falta no barrio, cultura.

2 Las bandas de metal honran a sus héroes

Black Sabbath. Led Zeppelin. Pentagram. Mötorhead. Iron Maiden. Kiss. La lista es amplísima y he colocado sólo a algunos de los más publicitados.

Cualquier metalero promedio los ha escuchado. Y podríamos asegurar que al 90% les gustan los clásicos. Habrá uno que otro detractor de los pioneros del género, pero no importa que el metalero en cuestión tenga 15, 20 o 30 años, si comenzó a empaparse del género, tuvo que haber conocido el legado de las agrupaciones para comprender cómo llegamos al presente.

Esa es la razón por la que cuando murieron Lemmy Kilmister (Mötorhead), Malcom Young (AC/DC) o Darrell Lance Abbott (Pantera), muchas bandas de Metal mostraron su respeto, su dolor, rindieron homenajes y tributos. A diferencia de otros géneros, en la que los músicos suelen decir abiertamente en una entrevista que “nunca han escuchado a fulano o zutano”, en le metal es prácticamente una obligación prestar atención a tus antepasados y a tus contemporáneos.

De hecho, es muy interesante revisar cuál es la última canción que se escucha antes de que un grupo de Metal salga al escenario.

Judas pone a Sabbath.

Maiden a U.F.O.

Y Twisted Sister a AC/DC

3 El Metal sí se pone la camiseta

En lo personal creo que ningún otro género le profesa una adoración cuasi religiosa a sus agrupaciones como el Metal. Y la expresión máxima de esta fe se expresa en las camisetas.

No es que en otros géneros no se impriman y comercialicen camisetas impresas con los rostros de los músicos, los logos de las bandas, las mascotas de las agrupaciones o las cubiertas de los discos, pero en el Metal simbolizan auténticos objetos de culto.

A diferencia de lo que pasa en un concierto de, digamos, The Killers, en el que aunque no seas un die-hard fan nadie te criticaría por comprarte una gorra del grupo, en el Metal uno sabe que cuando alguien lleva una camiseta de una banda, es porque LA conoce, LA ha escuchado y LA domina.

En el Metal una camiseta es similar a un tatuaje.

4 El Metal es Pet friendly

Algunas bandas de metal, sobre todo a las de vieja escuela, las distingue tener una mascota. Iron Maiden a Eddie The Head. Creado por el artista Derek Riggs, el demonio ha aparecido en todas los discos del grupo. Pero no es el único. Megadeth tiene a Vic Rattlehead, un humanoide incapaz de ver, escuchar y hablar. Helloween a Pumpkin Head, Lacrimosa a su Arlequín y Disturbed a The Guy. Pero la lista es amplísima.

Otro rasgo distintivo de algunas bandas de Metal, que les confiere un carácter futbolístico, es la creación de canciones homónimas que por lo general son ampliamente celebradas en los conciertos. Igual que un cántico en la tribuna.

Por ejemplo, Iron Maiden, de sí.. Iron Maiden.

O Halloween, que sí, es el autohimno de Helloween.

Judas Rising, de Judas. Misma que se escribió para celebrar el regreso de Rob Halford a la banda tras once años de mantenerse alejados.

¡Saluda, amigo Hipster!

5 Covers somos y en covers nos convertiremos

Por supuesto que los covers no son exclusivos del Metal. Pero sin duda pocos géneros recurren a él con una devoción tan particular. Un caso es el de Zakk Wylde, de Black Label Society, quien formó Zakk Sabbath, un grupo tributo a Black Sabbath y montó una gira sólo para tocar canciones del grupo.

O los Kings of Chaos, una especie de Heavy Metal Social Club, en cuyas filas militaban ejecutantes del calibre de Slash (Guns N’ Roses), Joe Elliot (Def Leppard), Glenn Hughes (Deep Purple) y Corey Taylor (Slipknot), entre otros, e interpretaban canciones de las bandas a las que pertenecían.

Un ejemplo más es la Hellfest All-Stars, una banda conformada por varios de los músicos pertenecientes a los grupos que tocan el Festival francés, para tocar algún clásico. Para los headbangers es cas un sueño hecho realidad. Una borrachera entre amigos en las que se cantan canciones de otros amigos.

Es más, en el Metal existe una banda de covers que mezcla su pasión por Black Sabbath con su gusto por la comida chatarra. Sí.

Y otra que proponía una simbiosis entre Metallica y The Beatles.

Porque a diferencia de otras escenas, en el Metal el sentido del humor es bienvenido.

Así que, querido amigo Hipster, quizá ahora entiendas porqué a los metaleros nos emociona la inminente llegada del Hell & Heaven.

1. No es que no nos guste la música nueva, es que nos gusta honrar las raíces que nos educaron.

2.  Porque nos entusiasma ponernos una camiseta que nos representa.

3. Nos sabemos reír de nosotros mismos.

4.  Porque si no te gusta el Metal, no lo vas a entender nunca.

Allá nos vemos.

Foto por Iron Maiden

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Related Posts