EL PRIMER VIDEO DEL MELÓDICO

Hoy se puede grabar un disco con un micrófono y una laptop. Grabar ya no es algo costoso e inaccesible. Pasa lo mismo con el video, nuestros celulares tienen una cámara que puede grabar con la mínima calidad indispensable. Es por eso que liberé memoria en mi iPhone y aproveché mi reciente viaje a China y a Japón para grabar el video de una canción del Melódico titulada “Dos Amantes”.

Les dejo “Hollywood” de Tobias Jesso Jr. para musicalizar la lectura…

Son las tres y media de la mañana. El jet lag de haber regresado hace un par de meses de Asia no me deja dormir y decidí aprovechar mi insomnio para escribir mi columna.

Unos días de salir de viaje me vino a la cabeza la idea de grabar un video en los lugares que visitaría. Conseguí una pequeña guitarra de viaje para poderla cargar por las calles mientras turisteaba y así aprovechar los lugares interesantes para hacer unas tomas.

También llevé mi celular con mucha memoria libre. Un iPhone 5S graba video en 1080p a 30 cuadros por segundo. Esa es calidad suficiente para que se vea bien en Internet. Además, tiene un estabilizador de imagen y la opción de grabar un time-lapse o video en cámara lenta.

No soy el primero que lo hace. Muchas personas alrededor del mundo están grabando sus videos con su smartphone. Y no sólo videos musicales, también cortos, documentales y películas. Incluso hay un festival llamado iPhone Film Festival, que premia las mejores producciones hechas con ese dispositivo. Algunas escenas de Searching for Sugar Man fueron grabadas así y terminó ganando un Oscar por Mejor Documental.

No creo que “Dos Amantes” vaya a ser el primer sencillo del Melódico, pero el coro de esa canción empieza con la frase “Conozcamos todo el mundo…”. Habla de las ganas de explorar todos los rincones de la Tierra y vivir un sin fin de experiencias en pareja. Y no podía desaprovechar la oportunidad de estar del otro lado del Pacífico para grabar un video para esa canción.

Time-lapse.

A video posted by RODRIGO ROBLES (@roblesmusica) on

*Este es uno de las decenas de time-lapses que grabé frente a un templo en Kyoto. Instagram le bajó mucho la calidad, pero creo que da una idea de cómo va mi video.

Los valores de producción de mi video no estarán en la iluminación ni la cámara que utilicé. No estarán en el vestuario, el maquillaje, ni la historia que se cuenta…  estarán en las locaciones. Tengo tomas frente al skyline futurista de Shanghai, en el show de luces de Hong Kong, el mercado de Quibao, en los templos de Kyoto y decenas de lugares de Tokyo entre los que están un karaoke típico, varias estaciones de metro y Shibuya donde cientos personas me escucharon cantar mi canción en español e inglés mientras caminaban por el cruce peatonal más concurrido del mundo.

En un par de meses sacaré ese video y ustedes juzgarán si valió la pena grabarlo. Al final leerá “grabado con un iPhone” para que todos recordemos que en nuestros celulares todos tenemos el potencial de grabar un video musical.

Los comentarios están cerrados.