Sub 17

Estás o no estás en la euforia futbolera. Tienes o no tienes la venda bien puesta en la cabeza. Cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío, dirían algunos… El punto aquí es ¿aplaudes o te vale madre el triunfo mexicano en el Mundial Sub 17?

Tenemos las dos sopas. Aquellos que se desviven por los “chavos”, destacan su maestría con los pies, su disciplina, tesón y carácter. Los toman como ejemplo de lo que podría ser un mejor país.

 
Y los que señalan que, con o sin triunfo mundialista, tenemos los mismos problemas de inseguridad, falta de empleo, dimes y diretes entre Elba Esther Gordillo y los políticos. El futbol es el mayor placebo de México.
 
¿Saben qué? A mí me importa un comino la selección y sus sub derivados. ¿Por qué escribo al respecto? Porque soy un ferviente creyente de que las cosas bien hechas arrojan excelentes resultados.
 
Así es, ni aquellos son los nuevos niños héroes, pero tampoco se puede demeritar su triunfo ante los uruguayos y los alemanes (y los que quieran sumar).
 

 
¿Aprender de ellos? Para nada, son futbolistas. Su chamba es entretener en la cancha y en la televisión. Sólo eso. ¿Tomarlos como ejemplo? El resultado final, quizá.
 
Trasladar esa dedicación y coraje a la vida diaria, sin santificar a los del balompié, suena convincente. Aprendamos pues “a dar todo” día a día, morirse en la raya de cada chamba, escuela, proyecto y familia.
 
Ahí está medio mundo diciendo que la Sub 17 es el ejemplo que necesita el país. El presidente Felipe Calderón los llamó “el detonante”… Entonces llega la Selección Sub 22 con sus cero puntos y cero triunfos en la Copa América, arrastrando escándalos de prostitutas.
 
¿Somos mediocres de nuevo? ¿Detonamos y luego estos nos apagaron? ¿A ellos los crucificamos para que los niños no los tomen de ejemplo? ¿Calderón y Ebrard los recibirán y los pasearán en Turibus por La Merced? ¿O cómo?
 

 
Ya ven por qué no debemos tomar al futbol como ejemplo de progreso nacional…
 
Si no están haciendo dominadas o rezando a San Julio Gómez, los espero en Twitter: @RodolfoZapata

 

Notas Relacionadas