¡Pero está cabrón!

“He vivido 40 años aquí en Chicago, voy de vacaciones a mi pueblo, está a 30 minutos de Guadalajara”, me cuenta en la línea de documentación un hombre que salió de México a los 16 años de edad para perseguir el sueño americano. 4 décadas después extraña su tierra, su comida, su familia y sus raíces.

Le digo que ya es tiempo de regresar a México, que su país lo espera con los brazos abiertos. “Voy a ver mi casita, en estas fechas es la fiesta del pueblo y si no ven luz, la roban y le rompen las ventanas”, me dice mientras avanzamos rumbo al mostrador.

Ya le urge por subir al avión, probar una buena salsa con tortillas hechas a mano. “Me encantaría regresar, ¡pero allá está cabrón! Mejor me espero unos años más, saco mis ahorros y con eso vivo lo que resta”.

Lo que más le asombra es el nivel de violencia que ha alcanzado nuestro país, e incluso, me pregunta si es verdad que en la Ciudad de México te roban y te asaltan con frecuencia. Tristemente confirmo sus sospechas y coincido con él. ¡Está cabrón!

Tan sólo unos días antes, la recién electa alcaldesa de Temixco, Morelos, Gisela Mota Ocampo, fue asesinada por un comando armado que supuestamente opera en el centro del país. El Mando Policial Único asumió el control de la seguridad en el estado, mientras que el gobernador, Graco Ramírez, se enfrenta al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco (ajá, ese mismo), en una guerra de señalamientos sobre quién solapa más al crimen organizado.

Así el inicio de año, con más notas sobre asesinatos, enfrentamientos, secuestros y robos. ¡Vaya forma de recibir el 2016, está cabrón!

Si no están deseando feliz año a estas alturas, de vacaciones por la playa o en depresión post vacación, los espero en Twitter:

@RodolfoZapata

Los comentarios están cerrados.