Nos vemos pronto…

El maestro Gustavo Cerati fue un genio de la música y la composición, no hay duda de ello. Pero también es famoso por aquella frase épica que dijo en 1997 en la gira de despedida de Soda Stereo: “¡gracias totales!”. Y es que no hay mejor manera de englobar un adiós. Esas dos simples palabras no dejan nada al ahí se va, acogen a todos y a cada uno de los posibles cómplices.

Es momento de cerrar este espacio de información y opinión que tuve a bien llamar El Mundo a Guitarrazos, no sin antes agradecerles por ser cómplices de una u otra forma: lectores, críticos, haters, quienes compartieron algún texto en sus redes, quienes dejaron un comentario, quienes editaron y subieron mis textos cada semana y quienes depositaron su confianza en el proyecto.

Hace 6 años mi amigo Carlos Jaimes se acercó con la idea de abrir un espacio de opinión y temas de interés nacional en la página web de Revista Marvin. No sonaba fácil pues se trataba de acercar estos temas a un público lector que iba de los 15 hasta los 40 años de edad, aproximadamente. La idea aterrizó y mi queridísima Cecilia Velasco le dio el visto bueno.

Fueron 6 años de libertad total de expresión. Fuimos del Chapo y la delincuencia organizada, hasta los paseos dominicales en bicicleta sobre Avenida Reforma. Un espacio editorial al que le tengo mucho cariño, pero al que es necesario colocar el punto final.

Una de las razones, es su formato: en tiempos donde el GIF y los memes dominan la web, el texto plano con una inserción de video suena a David contra Goliat. Pero esto dista mucho de ser una queja, al contrario, es un nuevo reto para mí y para todos los comunicadores.

Cuando informé sobre mi determinación de cerrar este espacio informativo, obtuve no sólo muestras de cariño por las letras plasmadas, sino intentos sinceros de hacer cambiar mi opinión. Es por eso que acordamos (yo, mi yo interior y el equipo editorial de Marvin) concluir esta temporada, de muchas por venir.

Temporada al estilo Mad Men, me gusta pensar, no sólo porque es mi serie favorita, sino por la duración de la misma y sus capítulos con altas y bajas. Una temporada donde evolucionó el texto, se adaptó a internet, probó recursos tecnológicos, vivió sus glorias y sus derrotas.

Así que mi Don Draper y yo les decimos con mucho cariño: nos vemos pronto por estos lares, que ya empiezo a extrañar. Citando al clásico, quizá será un nuevo espacio “simple, pero significante” donde converjan sus opiniones, las mías, el análisis, el acontecer mundial y aquellos aspectos de la vida que nos hacen andar todos los días a través de este gran país que es México.

No resta más que decirles… si no están extrañando El Mundo a Guitarrazos (gracias por su complicidad), leyendo este espacio por primera vez (¿dónde estuviste todos estos años?) o buscando GIFs de gatitos (¿neta?), los espero en Twitter para seguir con el análisis, en lo que llega la segunda temporada:

@RodolfoZapata  

 

forest

Los comentarios están cerrados.