Nada por aquí, un voto por allá

El INE inició la impresión de las 87 millones de boletas que se usarán en la jornada electoral del próximo 7 de junio. Por lo que presentó el consejero presidente, Lorenzo Córdova, estas papeletas son infalsificables (ajá) y tienen ‘candados’ cual billetes de a mil.

Entre inseguridad en los estados y municipios, una economía golpeada por el fortalecimiento del dólar y escándalos de funcionarios con casas millonarias y helicópteros a su disposición, el país tendrá la llamada elección intermedia.

Con la impresión de las boletas viene a mi mente lo que hace algunos ayeres me contó un priista de abolengo, que ya en el retiro de la política, se atrevió a confesar: las elecciones en México las gana quien más votos lleve a la urna… sin importar cómo lo haga.

Palabras más, palabras menos, confesó que el  aparato electoral priista se pinta solo para lograrlo. Acarreados, bases sólidas, despensas, tarjetas de descuentos, sobornos, gorra y torta, el Partido Verde, y mi lista se queda corta seguramente. Lo que me recuerda a Andrés Manuel López Obrador, en el spot de Morena, quejándose porque los pusieron al final de la boleta, con letras bien chiquitas.

Así que no importa cuánto multen al Verde Ecologista, cuánto persigan a los de Monex o cuántos candados se pongan en las boletas (o el acomodo de los partidos en la misma), siempre habrá una manera de darle la vuelta la ley electoral para acarrear miles de votos y ganar por la mínima diferencia… ah, y si eso no es suficiente, siempre estará la clásica: “se nos cayó el sistema”.

Ya veremos el reacomodo de las fuerzas políticas una vez que pasen las elecciones. Por lo pronto, hay de dos sopas, principalmente en la Cámara de Diputados: que el PRI agarre fuerza sin la necesidad de negociar con otros partidos, o que la ciudadanía, harta de tanta corrupción, vote por cualquier otro partido político.

Como decía Beto el Boticario, ya viene la hora chingüengüenchona, donde esos magazos del voto inflarán las urnas y se apoderarán de los cargos de elección popular.

Si no están consternados por la letra chiquita en la boleta electoral, recibiendo una despensa o trabajando como ‘Peña bots’, los espero en Twitter:@RodolfoZapata 

Notas Relacionadas

Los comentarios están cerrados.