Macrodesmadre

La economía mundial (macroeconomía, que le llaman) es un verdadero desmadre lleno de contradicciones que cuesta trabajo comprender.

En Somalia y otros países de África la gente muere de hambre ante la falta de recursos y agua potable. Según la ONU 12.4 millones de africanos viven una crisis humanitaria sin precedentes.
 

 
Mientras en Estados Unidos, España, Italia, Grecia y Portugal, por ejemplo, el problema financiero radica en las grandes deudas que los gobiernos adquieren, los préstamos millonarios y el consumo desmedido.
 
Las bolsas de valores un día pierden más de cinco por ciento. La prensa lo reporta como el fin del mundo: "caen los mercados", "crisis financiera". Al otro día esos mismos mercados de valores no sólo recuperaron lo perdido, sino que ganaron dos o tres por ciento… ¿Entonces se acabó el problema? ¿Ya no hay crisis? ¿Todo bien?
 

 
En 2008 cuando nos dijeron que estábamos en recesión le echaron gran parte de la culpa a las "calificadoras", empresas dedicadas (como su nombre lo indica) a asignar una calificación positiva, negativa o regular a compañías y gobiernos.
 
Nos contaron que eran mañosas y que calificaban mal, que daban el visto bueno a quienes ya no tenían capacidad financiera… ¡A los que estaban jodidos, pues!
 
Hoy, una de esas empresas, Standar & Poor’s, se atreve a quitarle un pelo a la frondosa cabellera estadounidense. En su capacidad de pago los pasó de “AAA” (y no tiene nada que ver con las luchas) al “AA ”.
 
¿Qué pasa entonces? La macroeconomía se vuelve loca (otra vez). ¿Pues no que no debíamos hacerles caso?  
 

 
Aquí en México la cosa no es distinta. Hace unos años nos contaron que todo era “un catarrito” que no se contagiaba, hoy sabemos que aquello fue más que una pulmonía.
 
Mientras el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, nos presume que tenemos 200 mil millones de dólares disponibles para hacer frente a las catástrofes macroeconómicas, sabemos que hay en el país 49.9 millones de personas en pobreza.
 
¡Vaya disparate! ¡Un verdadero macrodesmadre mundial!
 
Si no están comprando dólares e invirtiendo en la Bolsa, los espero en Twitter: @RodolfoZapata

 

Notas Relacionadas