Alcatraz

El lunes de la semana pasada, un servidor junto a un grupo de personas de diferentes medios, tuvimos la oportunidad de asistir al screening de Alcatraz, la nueva serie producida por Warner Bros. A la orilla del lago de Chapultepec, abrigados por un impermeable y no sin antes ser capturados para los archivos en una foto como las que se estilan al ingreso de prisión con todo y número de prisionero, zarpamos en una lancha de remos que nos llevaría a la instalación en medio del cuerpo acuífero que simulaba la mítica prisión de la Bahía de San Francisco, donde en un ambiente claustrofobico y oscuro disfrutamos su episodio piloto, como si se tratase de un reo viendo la televisión de manera grupal.
 
Si eres fanático de la TV o versado en la cultura pop, lo más seguro es que para estas alturas estés enterado que Alcatraz es el proyecto televisivo más reciente en el que se ve involucrado J.J. Abrams. Conocido principalmente por Lost, su huella va más allá de uno de los pocos programas que puede jactarse de ser un show de culto además de un éxito comercial, creador también de Alias, Fringe y Felicity en la pantalla chica y director de Super 8, Mission Impossible III y Star Trek en la grande.
 
En esta ocasión, lleva las riendas de productor de una serie creada por Steven Lilien, Bryan Wynbrandt y Elizabeth Sarnoff, está última que ya había trabajado en Lost con sus creadores, el previamente mencionado Abrams y Damon Lindelof y con el último en Crossing Jordan, además de escribir para una de las series con mejor guión de nuestros tiempos, Deadwood.
 
Y aunque no es el creador, si es el nombre que ha hecho que el mundo ponga los ojos sobre esta historia sobre la legendaria “Roca” y a pesar de contar con un currículo tan extenso y notable, el epitafio de la tumba de Abrams siempre abrirá con “Creador de Lost”. Es el don y maldición que lo acompañará hasta el final de sus días.
 
Debido al culto generado alrededor de ésta, el debate y la expectativa entre los fanáticos ha alcanzado proporciones descomunales, particularmente por dos conexiones importantes: la primera es la participación de Jorge García, mejor conocido como Hurley, probablemente el personaje más entrañable de entre todos aquellos abandonados en la misteriosa isla. El segundo vínculo tiene que ver con el último concepto del párrafo anterior: La trama de este nueva serie está relacionada con una enigmática ínsula, donde las cosas no son lo que parecen.
 
Como fue revelado en la primera parte del conteo de las series más esperadas del año (parte 1 y parte 2), Alcatraz trata sobre la desaparición de un número de convictos y guardias en 1963 y su misterioso regreso a la actualidad, manteniéndose con el mismo aspecto de la última vez que fueron vistos.
 
Después de ver el episodio piloto y sin revelar puntos importantes de la trama, podemos aseverar que para bien o para mal, – dependiendo de su postura – es ahí donde acaban los lazos entre Lost y Alcatraz.
 
Seguro, existen elementos paranormales en Alcatraz como para alentar un fanatismo ávido de parte de todos los seguidores del género y toda la imagería y leyendas creadas alrededor del mito de la legendaria cárcel dan para una plétora de posibilidades de historias increíbles: ¿Un espacio apartado de la sociedad que confina a las mentes más malévolas de la sociedad? ¿Y éstas desaparecen? ¿Cómo no emocionarse?
Sin embargo, Alcatraz se siente más como una especie de serie policíaca mezclada con The X-Files, donde cada semana perseguirán a un nuevo criminal y develarán pistas del misterio aún mayor, el por que y quién esta detrás de este secreto.
 
El papel principal es interpretado por Sarah Jones, quien remite físicamente a Claire Danes y cuya conexión con la historia principal va más allá de lo sospechado. Aunque relativamente nueva, su actuación muestra mucho potencial, misma que había demostrado en su brillante participación en la segunda temporada de Justified. El papel de su contraparte humorística, el Dr. Diego Soto es encarnado Jorge García no se aleja mucho de sus papeles anteriores, experto en el tema de Alcatraz, ciencia ficción y comics.
El resto de los roles principales lo completa Sam Neill, a quien recordamos como el Dr. Alan Grant en la primera y tercera parte de Jurassic Park y quien recientemente apareció en The Tudors.
Neill interpreta al misterioso Emerson Hauser, el personaje más difícil de descifrar de aquellos que pudimos conocer en esta primera transmisión. Sin querer revelar mucho, pongan particular atención a todas las escenas donde este aparece y habla.
 
Sse puede adelantar que Alcatraz tiene potencial, aunque debido a su naturaleza, nos guardaremos el veredicto final de si la premisa es suficiente para sostener una serie de muchas temporadas al final de ésta. Por lo menos garantiza darle el beneficio de la duda de aquí al final de temporada, lujo cada vez más difícil con el incremento de oferta de calidad televisiva.
El talento y la idea con promesa ahí están. Sea usted el juez, viendo Alcatraz, que se estrenó en México el lunes 23 de enero y que verá´´lá´´luz todos los lunes a las 22 horas en Warner Channel.
 

 

Notas Relacionadas