10 canciones de 2016 que me traje al futuro

Por Arturo J. Flores

 

Día 2 del año. Después de haberme permitido, parafraseando a Renato Leduc, la dicha inicua de perder las primeras 24 horas de este 2016, salgo de mi ataúd como el Nosferatu oficinista que soy, para reincorporarme al mundo real. Y de no ser por la música que me acompaña, habría ya tirado la toalla y dádome un tiro en la sien.

Por eso, para de una vez por todas decirle adiós al año que se fue, me permito compartir una decena de las canciones que coleccioné, a manera de una listas de las que fascinan a los habitantes de la red.

Música que hace 365 días era nueva y hoy engalana alguna vitrina del museo de nuestras memoria inmediata. A sólo unas horas de haberse dado a conocer el nuevo single de Café Tacvba y hay quienes ya lo odien/amen, a mí estas fueron los tracks que me mantuvieron funcionando a lo largo del año que se llevó a Bowie, que eligió a Donald Trump y que, en lo personal, me publicó dos libros. Pero esa es otra historia…

 

1

“Distinta realidad”

In Corp Sanctis

Disco: Libres van

Procedente de Buenos Aires, este grupo de cinco argentinos se confiesa influenciado por el rock setentero, pero busca refrescarlo con dosis de presente. Música suavecita, muy bien tocada, para quien le gustan los Babasónicos sin duda esto le entrará sin vaselina.

 

2

“Love someone else”

Skunk Anansie

Disco: Anarchutecture

El bajeo de este tema vale la pena los 3:31 minutos que dura. Posee una poderosa onda discotequera con salpicadas de post punk. Es una lástima que no se le escuchara más recurrentemente en las noches peligrosas de la CDMX.

 

3

“Tejados de amor”

Ultraplayback

Disco: El día en la noche, la noche en el día

Si por una noche pudiera tener otra vez 20 años y el corazón roto, seguramente haría lo imposible por asistir a un “directo” de estos barcelonoses para gritar: “ve-te-a-la-mier-da-no-te-quie-ro-ver-más”. Su descripción en Facebook es por demás elocuente: “Banda que reivindica el derecho a bailar mal y rimar chorradas”.

4

“HandClap”

Fitz and the Tantrums

Disco: Fitz and the Tantrums

Playita. Alcohol. Todos descalzos. Dijera mi compadre Noctis, que hace tiempo se mudó a Tijuana: “la pura pinshi party”. El grupo estadounidense se apuntó un golazo con esta canción que te obliga a aplaudir al ritmo del coro.

 

5

“A solitary man”

Hawkwind

Disco: The machine stops

Mientras grupos con la mitad de su edad continúan viviendo de sus viejas glorias, la banda de space rock setentera se dio el lujo de sacar un discazo en pleno 2016. Esta canción bien podría hacer que hasta los Black Keys se quiten el sombrero. Rock del bueno, aunque esté bien muerto.

 

6

“Y deshacer”

Marilina Bertoldi

Disco: Sexo con modelos

Soy proclive a gustar del rock argentino. Para mí, este es uno de los discos menos pretenciosos y más efectivos que se lanzaron el año pasado. Pero “Y deshacer” merece un aplauso aparte. No le perderé la pista a esta gran cantautora que se confiesa fan de PJ Harvey y Thom Yorke.

7

“Legend has it”

Run the Jewels

Run the Jewels 3

Para nadie es un secreto que el año pasado fue el año del hip hop (once again) y que Run The Jewels se trajo entre manos uno de los discos más esperados. Para mí, es una hermosura, una obra de arte con muy buena rima, gran punch y sangre rojita y calientita escurriendo por las bocinas.

 

8

“Gatlin”

Big Cream

The days of juice and Daisies

El trío indie estadounidense integrado por Christian, Matteo y Riccardo se juntaron con sus compadres de Flying Vaginas para lanzar un EP de dos canciones. La suya me hizo creer que el punk tiene esperanza. Un power trío que de verdad le hace justicia a la palabra “power”.

9

“Halfway to Hell”

Eliot Sumner

Information

De entrada, parece que estás escuchando a Marilyn Manson, pero de inmediato el track se transforma en una especie de ritmazo-tipo-Muse que inevitablemente te hará levantar la mano y saltar. Dato curioso: es la hija de Sting.

 

10

“Lágrima de Glitter”

Espanto

Fruta y verdura

Pop y ñoño no se pueden escribir en la misma oración cuando se habla de este dúo originario de la provincia española de Logroño. Porque musicalmente están en la escena pop, pero sus letras chorrean maldad en estado puto. Escúchala una vez y te aprenderás el coro.

Los comentarios están cerrados.