Caduundanu ca za / Cantándole a las nubes

Texto por Monserrat Ramírez Maruri

Carmen Ruiz, Marcela Viejo, CECY LEOS, Estefi Areas, Marissa Mur y Feliciano Carrasco acompañados de la Banda Filarmónica Aires Serranos son los artistas que cantarán a las nubes este 2 de diciembre a las 20:00 hrs., con el objetivo de enviar todas sus buenas vibras ante lo que ha sido momentos catastróficos para las personas del Istmo de Tehuantepec.

Platicamos con la organizadora Tania Valerio, quien cree firmemente que todos los momentos son buenos para tejer comunidad y apoyarnos los unos a los otros, por lo que, a través de su productora y promotora de arte YOLLO, ha gestionado el concierto Canduundanu caza, donde el 100% de lo que se está gestionando, irá directamente a las zonas más afectadas.

El evento lleva el nombre de Caduundanu ca za o Cantándole a las nubes, ya que, a las personas del istmo de Tehuantepec, se les llama ‘gente de las nubes’, lo cual, levantar la voz y cantar hacia el cielo, logra que se mande energía a las nubes, a esas personas que perdieron mucho en los pasados sismos del 7 y 19 de septiembre.

El concierto se realizará 2 de diciembre a las 20:00 hrs. en el Centro Cultural Macario Matus, espacio simbólico para la cultura Oaxaqueña, que se encuentra en Tlatelolco, frente al parque Santiago, lugar que también nos recuerda aquel terremoto del año 1985, en el cual se perdieron muchas vidas, de que aún seguimos en el proceso de aceptación y superación. El recordar lo significativos que son estos lugares, visibiliza el sentido de hacer presente a la memoria y no olvidar, porque la historia se construye de hechos y recopilación de información y acciones entre todos, uniéndonos y logrando crear lazos cercanos y empáticos.

En el evento veremos mucho a Oaxaca, un Estado que debe ser recordado en estos momentos y que, en ocasiones escapa a la ciudad y a nuestra capacidad por entender lo que se vivió y sucede en las zonas más dañadas día a día. La música será nuestro punto de encuentro, mismo país, sentimiento, unión y reconocimiento.

De corazón esperamos que vaya mucha banda, para que continuemos expandiendo estos movimientos sonoros y no sólo nos escuchen las nubes, sino también todo el cielo y aquellos que ya no se encuentran entre nosotros.

Para más información da click aquí.