Bajo el Microscopio: Gummo

TXT: Toño Quintanar

Pocas cintas han logrado hacer de la degradación humana algo tan artísticamente legítimo como Gummo (1997), cinta de culto la cual, marcando el debut como director del genial Harmony Korine, anunció la llegada definitiva de un nuevo cine experimental el cual se valía del absurdo y lo grotesco para explorar los recovecos más complejos de la mente humana.

A continuación, te ofrecemos diez datos acerca de esta genial producción.

Harmony Korine y su camarógrafo fueron continuamente ahuyentados por padres de familia armados con escopetas durante las distintas locaciones en las que grababan. La producción era sospechosa de grabar pornografía infantil.

-Durante la filmación no se utilizaron luces estándar. La producción optó por luces fluorescentes con el fin de que el filme adquiriera un aura fantasmal.

Harmony Korine confesó haber estado ebrio durante su escena con el enano.

-La cinta fue rodada en 20 días.

-El nombre de la cinta fue tomado de uno de los hermanos Marx. Al igual que sus congéneres, Gummo Marx fue un comediante pero nunca alcanzó la fama.

-Antes de su estreno, la cinta fue recortada por varios censores debido a su contenido “altamente nihilista”.

-El hombre que pelea con una silla es la leyenda del skatebording Mark “Gonz” Gonzalez.

-Ningún animal fue herido durante la grabación de la cinta. Se utilizaron animales de peluche para las escenas que involucraban violencia con animales.

-En la escena en la que Salomon como espagueti en la bañera puede verse un trozo de tocino clavado en la pared. Este simple detalle hizo que el director Werner Herzog describiera a Korine como un auténtico genio.

-Muchas de las personas que aparecen en el filme fueron reclutadas sobre la marcha. Harmony Korine se acercaba a ellos en restaurantes de comida rápida o en parques y les preguntaba si querían participar en la cinta.

,

Related Posts